article-thumb
   

Saab develó corrupción en Petrowarao que generó pérdidas al país de USD 9 millones

Luis De Jesús | 18 diciembre, 2018

Caracas.- El fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, informó este martes sobre un nuevo caso de corrupción dentro de la industria petrolera que le causó a la nación un daño patrimonial de alrededor de 9 millones de dólares, a través de Petrowarao, empresa mixta de la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP), ubicada en el campo Pedernales del estado Delta Amacuro.

Lea también: Inician acción para reclamar impago de Venezuela por su bono al 2034

Durante una rueda de prensa, el funcionario indicó que la trama se trata de una contratación irregular hecha en 2012 por Petrowarao de las empresas Turbinas y Mecánica C.A (Turbimeca), Energy Internacional, GE Energy Parts y Energy Controls Solutions, para el mantenimiento del turbo generador número uno del campo Pedernales.

En el proceso, apuntó Saab, se violaron los controles y procedimientos internos al adjudicarse la contratación de manera directa y sin aprobación de la junta directiva. La negociación se realizó sin que existiera un presupuesto base detallado, que permitiera la verificación de los recursos aprobados para cada una de las partidas presentadas en la oferta.

La contratación se acordó, según el fiscal, por un pago mixto de 5 millones de dólares y 27 millones 380 mil bolívares, lo que equivale a 4 millones 300 mil dólares a tasa oficial. Además, se emitieron anticipos a las empresas internacionales GE Energy Parts y Energy Control Solutions por 4 millones 100 mil dólares y 750 mil dólares, respectivamente.


El fiscal dijo que los pagos no estaban contemplados en el contrato, ni fueron registrados en el sistema SAP (Systems, Applications, Products in Data Processing), y se realizaron manualmente a una cuenta particular mediante documentos contables, obviando los procedimientos establecidos.

Declaró que la contratación se basó en un informe extemporáneo, efectuado por la empresa Energy Solutions en octubre de 2007, por lo que se incrementaron los costos a partir del diagnóstico actualizado, y se determinó que durante el periodo 2009 – 2015 no se hicieron los mantenimientos preventivos al turbo generador número uno, lo que impidió la detección oportuna de fallas.

“Tal situación ocasionó la paralización del servicio de generación eléctrica por 235 días, casi un año, afectando a las comunidades vecinas al campo Pedernales y a la producción de la empresa mixta”, manifestó Saab.

Por este caso fueron privados de libertad Alimir Osorio, gerente de Finanzas; Yraima López, administradora de Contratación; Noel Ávila, superintendente de Operaciones, y Freddy Márquez, superintendente de Mantenimiento, a quienes se les imputan los delitos de peculado doloso propio, evasión de procesos licitatorios y asociación para delinquir.

Comentarios

comentarios