article-thumb
   

Saab ordenó detención del “Zar del oro de El Callao” que operaba en minas de Bolívar

Luis De Jesús | 1 noviembre, 2018

Caracas.- El fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, informó este jueves sobre la orden de aprehensión en contra Eduardo Enrique González Mejía, catalogado como el ‘Zar del oro de El Callao’, y quien se hacía llamar ‘comandante Tati’.

Lea también: Exdirector de Pdvsa se declaró culpable de participar en el lavado de más de USD mil millones

Saab indicó que González Mejía es el propietario de “la empresa fantasma” Molinos La Vanguardia, que opera la mayoría de las maquinarias en las diferentes minas para la sustracción del oro en el estado Bolívar, así como de los molinos donde se procesa el metal.

El ‘Zar del oro de El Callao’ financiaba, según el fiscal, bandas criminales asesinas que operaban en esa entidad para “adquirir la mayor cantidad de oro y comercializarlo de manera irregular” fuera del país. Solo en lo que va de año, el Ministerio Público estimó que esta organización delictiva contrabandeó 150 kilos de oro, equivalentes a unos 6 millones de dólares que el Estado venezolano dejó de percibir.

Por este caso, también se solicitó una orden de aprehensión en contra de Higinio Benítez, exjefe de la Oficina Nacional de Fiscalización e Inspección Minera por otorgar permisos no regulares al  ‘comandante Tati’ y a otras personas para la exploración y extracción de oro.


Saab manifestó que el exfuncionario no hizo las fiscalizaciones e inspecciones correspondientes a las minas para verificar que la producción se destinara a  la Corporación Venezolana de Guayana Minerven (Onafim). “Además, permitió que las minas fueran explotadas indiscriminadamente y que se violaran protocolos y normativas”, sumó.

Onafim fue creada en el año 2016 por el presidente Nicolás Maduro para el control y seguimiento de lo que tiene que ver con el riesgo ambiental que implica la explotación del Arco Minero. Según manifestó el mandatario nacional en ese momento, la oficina se creó “para que el carácter humanista y ecologista de nuestro proyecto se cumpla”.

A los implicados se les imputaron los delitos de contrabando agravado, tráfico de material estratégico y asociación para delinquir.

Comentarios

comentarios