article-thumb
   

Sacaron al doctor Marulanda de su celda en Ramo Verde para meter a miembros del ELN

El Cooperante | 24 noviembre, 2018

Caracas.- El médico cirujano del Hospital Clínico Universitario, José Alberto Marulanda Bedoya, habría sido sacado este sábado de su celda, en la cárcel militar de Ramo Verde, en el estado Miranda, para meter a los presuntos miembros del Ejército de Liberación Nacional implicados en la emboscada en contra de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en el estado Amazonas.

Lea también: Capitana en situación de retiro por la que detuvieron a José Marulanda estaría en EE. UU.

La noticia fue publicada inicialmente por el expreso político del Gobierno de Nicolás Maduro, Villca Fernández, a través de su cuenta en Twitter, en donde indicó que también fue movido el reportero Jesús Medina.

Hasta el momento de la redacción de esta nota ninguna fuente oficial había confirmado la información. El pasado 10 de noviembre, la directora del medio de noticias NTN24, Mayorin Méndez, dijo mediante una serie de publicaciones realizadas en la red social que un grupo de presos fueron sacados de sus celdas y los trasladaron a otras en donde tenían que dormir en el piso.

Indicó que los presos políticos temían ser asesinados, “ya que es política de los elenos (guerrilleros del ELN) el dominio de su área, amenazas y extorsión a inocentes”.

Lo que ocurrió en Amazonas

Méndez detalló también lo que sucedió en Puerto Ayacucho, estado Amazonas, cuando los presuntos guerrilleros emboscaron a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en donde tres de ellos fueron asesinados.

La periodista señaló que el comando militar recibió una llamada de mineros que estaban siendo extorsionados y acosados por los guerrilleros en un lugar “donde es la guardia la que extorsiona”. Al llegar al lugar, señaló, fueron detenidas seis personas y uno de ellos se identificó como líder del ELN, pero los efectivos no le creyeron y los trasladaron hasta Puerto Ayacucho.

Estando en el destacamento, confirmaron que se trataba de alias Garganta, quien les exigió que se respete entre el ELN y el Gobierno nacional. “Ya la GNB había enviado una comisión más grande a la mina, pero fueron emboscados y se produce la masacre, que es la que pone en tres y dos al Gobierno”, apuntó Méndez.

La directora de NTN24 sumó que se determinó el peligro de que los implicados estén detenidos en Amazonas y fueron enviados a Caracas, pero ni el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional ni la Dirección General de Contrainteligencia Militar aceptaron a los elenos, por lo que fueron recluidos en Ramo Verde. “Mientras el Gobierno decide qué hacer, los presos políticos temen por sus vidas”, comentó.

Detención de Marulanda

El cirujano, quien sufrió graves torturas en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en Boleíta, fue detenido el pasado 19 de mayo, según han denunciado sus familiares. Ese día, se encontraba en el apartamento de la capitana de navío en situación de retirada, Emmy Mirella Da Costa Vanegas, ubicado en la urbanización “El Solar” de El Hatillo.

Maricela Marulanda, hermana del médico, recordó que su hermano estaba vinculado sentimentalmente con la capitán, pero que la relación que tuvieron fue muy corta. En declaraciones ofrecidas a Caracol en semanas pasadas, señaló que el médico recibió golpes en las manos que lo dejaron sin sensibilidad y que recibió un golpe en uno de sus oídos que lo dejó sin audición. “Son muy crueles”, dijo.

Expresó que a Marulanda le han violado todos sus derechos y que la juez mayor Claudia Carolina Pérez de Mogollón, adscrita al caso, no quiso asentar en el expedientes los casos de tortura que ha denunciado el mismo Marulanda, quien es acusado por traición a la patria y otros delitos más graves de conspiración “con una pena inmensa”.

En junio, Luz Aldazoro Marulanda, sobrina del médico, describió en una entrevista ofrecida a la periodista Sebastiana Barráez que su tío tenía moretones, muñecas marcadas y que se encontraba asustado. “Cuenta que lo pusieron en un cuarto aislado, oscuro, que le preguntaban muchas cosas cada cierto tiempo”, dijo.

 

Comentarios

comentarios