article-thumb
   

Samba, garotas y protesta contra Dilma en la segunda noche de carnaval en Brasil

El Cooperante

Efe. – La segunda noche de desfiles del Grupo Especial del carnaval de Sao Paulo no podría comenzar de una forma más brasileña: homenajeando los cien años de la samba, a través  del desfile de 65 minutos de la escuela Unidos de Peruche.

La lluvia, que poco antes del desfile caía intermitente, cesó justo en el momento en que los casi 2.800 miembros de la formación entraron en la zona de concentración del Sambódromo de Anhembí.

Con un atraso de quince minutos, la alarma que indica la apertura de las puertas sonó para la entrada de la escuela paulistana encargada de subir el telón en el segundo día del carnaval y que ansiosa esperaba para comenzar su fiesta dedicada a la samba.

Bastaron unas pocas batidas en los tambores de su “batería” (percusionistas) para que los cerca de 30.000 espectadores entraran en el clima de fiesta y poco a poco la escuela invadió la noche con una procesión de instrumentos vivos y con unos bailarines abriéndose espacio con dirección a la “avenida”.

Después atrás, un segundo bloque tomó todo el camino y enalteció las raíces negras del ritmo carioca recordando a los antiguos esclavos que salieron de Salvador de Bahía e hicieron de Río de Janeiro su hogar, un lugar donde a través de la música cambiaron el sufrimiento de sus antepasados por la unión al ritmo de la samba.

Pero no todo fue como se había planeado para la vuelta de la escuela al grupo de élite del carnaval de Sao Paulo: Ju Isen, una de sus musas, se desnudó frente a las cámaras en protesta por no haber sido autorizada por la dirección de la escuela a vestir un “tapa-sexo”, un pequeño accesorio que cubre la pelvis, con un mensaje.

El texto decía “pro-impeachment (juicio político con fines de destitución contra) de la presidenta Dilma Roussef”. Isen fue retirada de la pista por miembros de la propia escuela que acataron la determinación de los organizadores.

Después, Imperio de la Casa Verde ocupó la pasarela con su desfile “cuestionador”: el Santo Grial, la ciudad de Atlántida y diversos misterios de la humanidad fueron el tema de la escuela bicampeona  de Sao Paulo.

Ya “invadiendo” la madrugada del domingo Académicos do Tucuruvi era esperada para cantar sobre las fiestas religiosas brasileñas en su diversidad.

Más tarde, el desfile de Mocidade Alegre prestaba un homenaje más al centenario de la samba, esta vez cargado de misticismo: leones, hogueras y otros elementos de “Xangô” (dios africano) llamaron la atención, principalmente en el carro “abre-alas”.
Los desfiles más esperados de la noche eran los de Vai-Vai, la mayor vencedora de Sao Paulo y actual campeona, con el eje temático “De Francia hasta Anhembi”; de la Torre Eiffel hasta el fútbol, pasando por Moulin Rouge y la aviación, con comparsas y disfraces preparados por la “Saracura” (ave), como es conocida la escuela.

La única escuela vinculada a equipos de fútbol que participaba en el segundo día fue la Dragões da Real (del Sao Paulo), una vez que Gaviões da Fiel, del Corinthians, desfiló en la primera noche y la Mancha Verde, del Palmeiras, está en el Grupo de Acceso.
El ritual de regalar, contado a partir del punto de vista del presente, fue el tema escogido para 2016 por Dragões da Real.
El cierre  de los desfiles era por cuenta de la X-9 Paulistana, que montó un desfile por los 400 años de la norteña y amazónica ciudad de Belém (Pará); la energética y afrodisiaca fruta del açaí, puntos turísticos y el Cirio de Nazaré, la mayor fiesta católica del país, estaban presentes en la narrativa.

 

Comentarios

comentarios