article-thumb
   

Santos: Se está considerando denunciar a la cúpula de Venezuela ante Corte Penal Internacional

Christhian Colina

EFE.- La crisis entre Colombia y Venezuela tomó este martes nuevos tintes con la advertencia del presidente Juan Manuel Santos de que las deportaciones masivas de compatriotas suyos desde Venezuela pueden ser llevadas a la Justicia internacional, mientras sigue sin aparecer la luz al final del túnel para un arreglo.

En una alocución, Santos dejó claro que su prioridad es defender los Derechos Humanos de los colombianos que viven en Venezuela y que desde que el presidente Nicolás Maduro, ordenó el cierre del principal paso fronterizo, han sido objeto de deportaciones masivas y otros atropellos. “Al igual que en los guetos nazis, se han marcado las casas de las familias con una D, para luego demolerlas“, denunció el mandatario, quien citó otras agresiones sufridas por los colombianos en la zona de frontera solo por su nacionalidad.

El mandatario afirmó que “Venezuela, como cualquier Estado, tiene derecho a cerrar su frontera o a expulsar personas por razones de seguridad”, pero aclaró que al hacer esto un país “no puede violar el derecho internacional”, lo que a su juicio es lo que está ocurriendo.

Por esos motivos, agregó que el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, “está considerando seriamente presentar una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra miembros de la cúpula civil y militar del Gobierno venezolano que podrían ser responsables por crímenes de lesa humanidad consagrados en el Estatuto de Roma”.

“La Fiscalía General de la Nación considera que hay bases para probar que se ha configurado un posible ataque generalizado y sistemático contra la población civil colombiana”, añadió. El jefe de Estado colombiano subrayó que las deportaciones “no pueden ser discriminatorias por razones de nacionalidad” ni tampoco “masivas ni arbitrarias”.

Comentarios

comentarios