Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Santrich: "Voy a morir en la batalla, no en una guerra sucia plagada de balas"

Admirador de Hugo Chávez, perteneció al estado mayor conjunto de las Farc, grupo que ha cometido todos los delitos posibles por más de 34 años, desde el tráfico de cocaína hasta el asesinato y secuestro de miles de inocentes. Según la radio Blue de Colombia, el guerrillero se refugiaba desde hace años en el hato El Peñadero, en Elorza, donde comandaba su nueva guerra de guerrillas en pleno territorio venezolano

Foto: El Tiempo

Caracas. "Consumado el crimen, los asesinos le cercenaron el dedo meñique de su mano izquierda. Minutos después, los comandos que llevaron a cabo el ataque, fueron  extraídos en un helicóptero rumbo a Colombia",  así confirmó  la llamada "segunda Marquetalia" de las FARC la muerte del jefe guerrillero Jesus Santrich,  luego de ser emboscado en la sierra venezolana  de Perijá.

Lea también: "Tribunal estadal dicta privativa de libertad contra expresidente de Lácteos Los Andes y su esposa"

La camioneta donde viajaba  fue atacada con  fuego de fusilería y granadas, una  muerte equivocada para aquel que   Santrich  que  le había revelado al diario vasco Angia  "Voy a morir en la batalla, no en una guerra sucia plagada de balas" . Y fue precisamente así como lo mataron.

Comandante de la nueva guerrilla FARC-EP-Segunda Marquetalia,  Santrich  le dijo al diario vasco que tenía “escasas garantías” para el desarrollo de la vida política y por eso buscó refugio en las montañas del oriente colombiano con miras a "reorganizar una nueva fase de la guerra de guerrillas." Admirador de Hugo Chávez, negociador en los acuerdos de paz que nunca respetó, el colombiano llevaba  más   de 34 años haciendo de las armas su herramienta de trabajo y de las víctimas de la guerrilla su moneda de transacción. Y en su  reincoporación a la guerra armada,  Sandrich decidió ocupar parte de nuestro  país para dirimir sus diferencias internas a plomo y sangre. De hecho, según la radio Blue de Colombia, el guerrillero se refugiaba desde hace años en el hato El Peñadero, en Elorza, estado Apure.

En  las FARC desde  1985,  Santrich formó parte del Estado Mayor del Bloque Caribe y para 2008 ya era  suplente del Estado Mayor Central de las FARC. Desde allí dirigía la emisora clandestina de las FARC  y el portal web de la organización, grupo que ha sido corresponsable de la muerte de 36.682 personas,  de acuerdo a cifras publicados por el Centro Nacional de la Memoria Histórica de Colombia, así como  ejecutor de miles  de otros delitos calificados de lesa humanidad por los organismos de justicia internacional, tales como  el secuestro,  homicidio, tortura, atentados a la dignidad personal, violencia sexual y desplazamiento forzado, según determinó la Jurisdicción Especial para La Paz de Colombia (JEP) en 2016. "De los 37.000 secuestros que se registraron durante la guerra en Colombia, casi 9.000 fueron perpetrados por las FARC", reveló el informe de esa Jurisdicción.

JEP determinó que los ocho miembros del máximo órgano de decisión de la guerrilla tienen "responsabilidad de mando" por los abusos y horrores que sufrieron los secuestrados. " Se evidencia de manera consistente el sufrimiento causado a las familias por el ocultamiento de la suerte de los secuestrados, la venta del cadáver, el doble pago del rescate, cambiar un familiar que pagó por otro y cobrar de nuevo, burlas, amenazas e insultos y otras formas de vulneración emocional sin consideración del sufrimiento", expresó  la magistrada de la JEP Julieta Lemaitre Ripoll durante  la primera acusación del tribunal especial para la paz contra antiguos líderes de las FARC.

Una investigación llevada a cabo por la DEA, luego de infiltrar a un agente en el negocio de la droga que conducía la guerrilla, demostró que ‘Santrich’ era parte de una organización conocida como ‘La Familia’, de la que también estaba Marlon Marín, sobrino de ‘Iván Márquez’, y que, supuestamente, intentó enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos. De hecho,  Marlon Marín, se convirtió en testigo protegido de Estados Unidos y en esa calidad reveló que Santrich  conspiró junto al cartel de Sinaloa para enviar cocaína a Estados Unidos entre 2017 y 2018.Y en mayo de 2019 se dió a conocer un vídeo, realizado al parecer por agentes infiltrados de la DEA, donde se veìa a Santrich negociando un cargamento con presuntos emisarios del Cártel de Sinaloa de México,  negociación realizada al parecer 6 meses después de la firma del acuerdo de paz con el gobierno, de donde salió Santrich ileso y en libertad.

Para su nueva "guerra de guerrillas", Sandrich aseguraba que  iban a establecer "una nueva modalidad operativa...no seguiremos matándonos entre hermanos de la misma clase. La oligarquía nunca envía a sus hijos a amamantar en la guerra. Las víctimas permanecen entre los pobres",  palabras que sonaron muy bonitas pero bien falsas porque en sus luchas internas ya van  16 soldados venezolanos muertos   en batallas  y otros 8 secuestrados, mientras los  protagonistas de la "guerra sucia plagada de balas"  le cortaron su valioso meñique para probar que su presa es quien es y poder cobrar los 10 millones de dolares  ofrecidos por la cabeza de Santrich, vivo o muerto.





Artículos relacionados

Destacados

Abdo Benítez dejó clara la postura de Paraguay de desconocimiento a la Administración de Maduro

Destacados

Lacalle Pou dijo que participar en la Cumbre de la Celac "no significa ser complaciente"

Destacados

El agresor había sido capturado por la Policía del Zulia