article-thumb
   

Saúl Utrera, el ex viceministro al que le detuvieron el hijo y la suegra

Christhian Colina

Christhian Colina.- Saúl Arturo Utrera Ramírez, egresó de la Academia Militar de Venezuela en la promoción “General Juan Gómez Mireles” del año 1984, teniendo como compañeros de armas el actual ministro Vladimir Padrino López, el gobernador Francisco Ameliach y el opositor exiliado Antonio Rivero. Utrera ha estado en el ojo del huracán a raíz de la detención de su hijo Saúl Utrera el pasado 6 de noviembre.

El 4 de julio de 2009 el fallecido Hugo Chávez le entregó la insignia de promoción al grado de General de Brigada de la Aviación Nacional y pasó a retiro el 7 de noviembre de 2014 junto a más de 100 generales, almirantes y coroneles por cumplir 30 años de servicio en las filas castrenses.

El 9 de agosto de 2010 la periodista Patricia Poleo cuestionó el ascenso militar de Utrera, asegurando “este oficial ha sido tratado en varias oportunidades por ludopatía y porque en sus tiempos de mayor estuvo endeudado con muchos subalternos del servicio de electrónica de la aviación para cubrir las pérdidas de sus apuestas”.

Utrera solo ha desempeñado dos cargos públicos: Subinspector de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y Viceministro del Sistema Integrado de Investigación Penal del Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, cargo que asumió formalmente el 7 de enero de 2015.

De acuerdo a la base de datos del Consejo Nacional Electoral el general retirado está habilitado para votar en los venideros comicios parlamentarios en el Colegio Cristo Rey, de la parroquia San Pedro del municipio Libertador de Caracas.

Celeridad de Utrera en caso de estudiantes asesinados por colectivos del 23 de Enero

El nombre del efectivo castrense salió a relucir en el caso de los estudiantes Yamir Tovar y Luis Fabián, integrantes del Movimiento Resistencia y que participaron en las manifestaciones de calle iniciadas el 12 de febrero de 2014, mes en el que fueron encontrados sin vida por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana en Los Flores de Catia. Los familiares de Tovar y Fabián cuando fueron a retirar los cuerpos en la Medicatura Forense de Bello Monte denunciaron que fueron atendidos personalmente por Utrera y asumió los gastos de los sepelios.

De acuerdo a las facturas, los 52.100 bolívares por concepto de la adquisición de la parcela en el Cementerio del Este fueron cancelados por el Ministerio de Interior y Justicia. Por la muerte de los jueves se responsabilizaron a colectivos armados de la parroquia 23 de Enero de Caracas, pero que un equipo de prensa que acompañaba a Utrera en la morgue desmintió con una presunta entrevista realizada a la madre de Fabián, donde titulaban “Familiares de jóvenes fallecidos en Catia desmienten que fuesen asesinados por participar en guarimbas”.

Comentarios

comentarios