Este grupo criminal forma parte de las 10 megabandas más buscadas por funcionarios de seguridad del Estado. Está implicada en robos, secuestros, extorsiones y homicidios cometidos en Guárico y su líder tenía una alerta roja en Interpol desde 2015.

Información en desarrollo