article-thumb
   

¡Se agudizará escasez! Importación de carnes de Brasil cayó más de 2.200% en enero

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Los puertos desolados y las largas colas en los supermercados son el reflejo de la escasez de alimentos que se agudiza con el progresivo y cada vez más pronunciado desplome de las importaciones.

Cifras oficiales del Ministerio de Agricultura de Brasil revelan que Venezuela redujo en enero en más de 2.200% la compra de carnes a su principal proveedor, al registrar durante el primer mes de 2016 compras por dos millones 735 mil 363 dólares por un total de 855 toneladas, luego de haber comprado en diciembre pasado dos mil 735 toneladas por un monto de 60 millones 571 mil 169 dólares.

Durante todo el año 2015, la exportación a Venezuela de productos cárnicos brasileros, incluyendo carne de res, pollo y cerdo, se ubicó en 891 millones 443 mil 990 dólares, lo que equivale a un promedio de 74 millones 286 mil 999 dólares mensuales. En lo que a carne de res se refiere, Caracas compró a Brasilia 93 mil 905 toneladas; un poco mayor fue la adquisición de pollo, que alcanzó 132 mil 80 toneladas; mientras que la carne de cerdo estuvo en nueve mil 948 toneladas.

Las cifras de enero no solo muestran una impresionante caída en comparación con el mes anterior, sino que además se ubican muy por debajo del promedio mensual de 2015. El mes pasado, Venezuela compró solo 199 toneladas de carne de res y 655 toneladas de pollo, mientras en diciembre habían sido seis mil 324 y 11 mil 66 toneladas, respectivamente. En diciembre y enero no se registraron compras de carne de cerdo. El promedio mensual durante 2015 se ubicó en siete mil 825 toneladas de carne, 11 mil toneladas de pollo y 829 toneladas de cerdo.

Vale recordar que en junio del año pasado, el entonces presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, firmó en Brasil un contrato por dos mil 100 millones de dólares con la empresa JBS para la importación de carnes. Cabello señaló en ese momento que “estaba trabajando por la patria” para “ganar la guerra económica”.

En 2015, el Gobierno también estuvo apostando por la compra de animales vivos, llegando a 135 millones 538 mil 706 dólares la inversión total por la adquisición de ganado bovino que alcanzaba un peso de 58 mil 736 toneladas, pero la suerte hizo una mala jugada.

El 6 de octubre, un carguero con cinco mil reses compradas por el Gobierno venezolano se hundió en el río Amazonas, ahogándose casi todas. El promedio mensual de importación de reses vivas se ubicó el año pasado en cuatro mil 894 toneladas, registrándose incluso un incremento en diciembre al trepar a seis mil 684 toneladas, pero en enero de 2016 también sufre un desplome, al caer a tan solo 423 toneladas.

Comentarios

comentarios