article-thumb
   

¡Se puso las pilas! Santos llama a consultas a Embajador en Caracas y convoca a la Unasur

Christhian Colina

EFE.-  El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llamó la noche de este jueves a consultas a su embajador en Venezuela, Ricardo Lozano, ante la negativa del Gobierno de Nicolás Maduro de permitir la entrada al Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, a San Antonio del Táchira para tratar el tema de los deportados. “Yo he privilegiado el diálogo y la diplomacia y lo seguiré haciendo, pero no puedo permitir que Venezuela trate a los colombianos y trate al Gobierno colombiano de esa forma“, declaró el mandatario.

Indicó que dio instrucciones a su canciller, María Ángela Holguín, para que llame a Lozano y convoque a una reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuyo secretario general es el expresidente colombiano Ernesto Samper, blanco de fuertes críticas en su país, por su alineamiento con el chavismo.

“Queremos contarle al mundo, comenzando con Unasur, lo que está sucediendo, mostrarles lo que está sucediendo porque eso es totalmente inaceptable”, subrayó el jefe de Estado.

Santos hizo el anuncio horas después de que se frustrara un encuentro en la frontera del Defensor del Pueblo colombiano con el gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, para “iniciar un proceso de verificación” de las propiedades que los deportados dejaron en territorio venezolano, explicó Otálora.

Según la Defensoría, “después de varias de llamadas a los números directos que proporcionaron funcionarios venezolanos, no fue posible realizar esta gestión pues no hubo respuesta ni presencia física de los mismos en el paso fronterizo”. La visita fue acordada el miércoles, en la reunión que mantuvo en Cartagena, Holguín con su homóloga, Delcy Rodríguez.

El presidente colombiano agregó que llamó a consultas a su embajador porque no ve disposición en la parte venezolana a llegar a un acuerdo en el tema de la frontera y de los deportados. “Hasta ahora lo que hemos visto es que no tienen ninguna voluntad ni de diálogo ni de soluciones diplomáticas. Son soluciones de fuerza o actitudes como las que han venido teniendo con nuestros compatriotas que merecen respeto”, sentenció el mandatario.

Comentarios

comentarios