article-thumb
   

“Se come lo que hay”: Mala alimentación de embarazadas pone en riesgo salud de bebés

El Cooperante | 6 febrero, 2018

Caracas, 6 de febrero.- Tres embarazadas que acudieron a las consultas del Ambulatorio Modelo de Marapa, en el estado Vargas, padecen de  preeclampcia severa. Según la ginecobstetra Vicmar Sánchez, esto es consecuencia de una alimentación baja en nutrientes o con exceso de carbohidratos y grasas.

Lea también: Cámara de Industria Farmacéutica dice que demanda de medicamentos supera la oferta 

La doctora declaró al diario La Verdad de Vargas que muchas mujeres llegan a consulta sin haber desayunado, otras ni siquiera comen para alimentar a sus otros hijos, y cuando se les hacen los ecosonogramas, el peso estimado de sus bebés es bajo: “Los que nacen con retardo de crecimiento ultrauterino presentarán demora en el desarrollo psicomotor, además serán niños que a futuro tendrán problemas de aprendizaje”.





A la tragedia de una mala o deficiente alimentación se le suma la falta de vitaminas como hierro, calcio y ácido fólico en los ambulatorios necesarios para el buen desarrollo de los neonatos. La doctora Sánchez reconoció que es sumamente difícil decirles a sus pacientes que deben tener una alimentación balanceada a base de carne y pollo a la plancha, a la parrilla, horneado o asado porque muchas les dicen que comen lo que hay. 

Manifestó que habido un incremento de los embarazos, porque no se consiguen los anticonceptivos y los poco que hay no bajan del millón de bolívares. En el ambulatorio quedan muy pocos aparatos ultrauterinos y no todas las pacientes lo toleran, algunas los expulsan y otras quedan embarazadas igualmente. Por otra parte, Sánchez agregó que el primer motivo de consulta son las enfermedades de transmisión sexual, infecciones ginecológicas, VPH, lesiones de bajo grado y alto grado, estos últimos son referidos al oncológico.


Comentarios

comentarios