article-thumb
   

Se encienden las alarmas en Sri Lanka por potenciales nuevos ataques terroristas

El Cooperante | 29 abril, 2019

Caracas/Foto portada: Reuters.-  Funcionarios de seguridad de Sri Lanka advirtieron que los militantes islamistas que estuvieron detrás de los atentados del Domingo de Resurrección planean nuevos ataques y podrían vestirse con uniformes militares para concretarlos.

Lea también — Tres de los cuatro hijos del hombre más rico de Dinamarca fallecieron en atentados de Sri Lanka

De acuerdo a fuentes de seguridad, militantes buscaban llevar ataques en cinco puntos el domingo o este lunes, mientras el arzobispo de Colombo se quejó de la falta de seguridad en las iglesias del país.

“Podría haber otra ola de ataques”, dijo el jefe de la división de seguridad ministerial de la policía (MSD, por sus siglas en inglés) en una carta a legisladores y otros funcionarios a la que tuvo acceso Reuters. “Información relevante señala además que podrían estar involucradas en (próximos) ataques personas vestidas con uniformes militares”.

No se registraron nuevos ataques el domingo, en momentos en se ha incrementado la seguridad en la isla del océano Índico. Decenas de presuntos militantes islamistas han sido arrestados desde los ataques del 21 de abril en hoteles e iglesias en los que murieron más de 250 personas, entre ellas 40 extranjeros.

El Gobierno también ha prohibido que las mujeres usen velos faciales bajo una ley de emergencia implementada después de los ataques.

Existen preocupaciones dentro de la comunidad musulmana de que la prohibición pueda alimentar las tensiones en una nación multiétnica, pero funcionarios de Gobierno dijeron que la medida ayudará a las fuerzas de seguridad a identificar a otros atacantes involucrados.

Sin embargo, el arzobispo de Colombo, Malcolm Ranjith, indicó que la seguridad no ha aumentado lo suficiente en las iglesias. “No estamos satisfechos con los acuerdos de seguridad e instamos a las autoridades a garantizar nuestra seguridad”, dijo a los medios.

Las autoridades sospechan que miembros de dos grupos poco conocidos -Nacional Thawheedh Jamaath (NTJ) y Jammiyathul Millathu Ibrahim- llevaron a cabo los ataques de Semana Santa, aunque Estado Islámico asumió su responsabilidad.

El primer ministro Ranil Wickremesinghe dijo que un grupo muy estrecho de personas estuvo involucrado en los atentados, en su mayoría amigos cercanos y familiares. Sus conversaciones para planificar los ataques fueron cara a cara, posiblemente para evadir la vigilancia electrónica.

“Era (un grupo) lo suficientemente pequeño como para no tener que usar comunicaciones normales, y en su lugar se reunían”, dijo Wickremesinghe a Reuters.

Comentarios

comentarios