article-thumb
   

“Se plegó cobardemente”: Rafael Ramírez carga contra la gestión de Diosdado Cabello en la ANC

Danny Leguízamo | 23 septiembre, 2018

Caracas.- Ya Diosdado Cabello Rondón no es el indicado para enfrentarse a Nicolás Maduro porque preside una Asamblea Nacional Constituyente de la cual “ya nadie espera nada”, pues se plegó “cobardemente” a la entrega del país. Rafael Ramírez Carreño le perdió la fe a Cabello. O al menos es eso lo que escribe el expresidente de Pdvsa en su columna de este domingo.

Le puede interesar: Prometiendo imposibles: Quevedo estima llegar a 2 millones de barriles diarios a finales de año

Ramírez no se explica cómo es que Cabello se atrevió a criticar la estructura petrolera de los años de Hugo Chávez, creyendo que con eso atacaba solamente al “ramirismo” y no al “chavismo”, cuando, en verdad, el ramirismo es producto del chavismo.

Hablando de la privatización de Pdvsa, de su entrega por parte de Maduro a China -cosa que empezó con Chávez-, Ramírez apunta:

Esta entrega sucede sin que la Asamblea Nacional diga nada, lo cual refleja un acuerdo tácito con el gobierno de “dejar hacer, dejar pasar“, cediendo sus competencias mansamente y con el silencio inexplicable de la Asamblea Nacional Constituyente, plegándose cobardemente a la entrega del país.


Asamblea Nacional Constituyente, instalada para hacer “lo que Maduro diga” y de la cual ya nadie espera nada, más aún cuando Diosdado Cabello, su presidente, aplaude la nueva Apertura Petrolera de Maduro y se va a Anaco a mentirle a los trabajadores petroleros, diciendo que “los que mandaban aquí antes, montaron una estructura para tumbar la producción de petróleo”, Diosdado “quien mandaba aquí antes” ¡era el Comandante Chávez!. Diría el Comandante: “Diosdado, ponte la mano en el corazón y dime por qué dices eso, por qué aplaudes ésto, por qué guardas silencio”.

Cabello guarda silencio porque la subsistencia del régimen de Maduro es la supervivencia suya. Hemos escrito en El Cooperante que la rivalidad entre Cabello y Maduro existe, pero que el primero no puede atacar al segundo mientras no disponga de las herramientas suficientes. De otro modo, ya Maduro hubiera sido historia, quien dispone de algo con lo que Cabello no cuenta: la Fuerza Armada.

Comentarios

comentarios