article-thumb
   

Se realizará en Bogotá: TSJ en el exilio fijó para el 2 de agosto el juicio contra Maduro

El Cooperante | 26 julio, 2018

Caracas.- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio fijó este jueves la fecha para la audiencia oral y pública en juicio penal contra el presidente Nicolás Maduro, por presunta corrupción con la empresa Odebrecht.

Lea también: Acribillaron de seis disparos a una venezolana dentro de un motel en Cancún

Según indicó, será el 2 de agosto, en la ciudad de Bogotá, Colombia. «TSJ legítimo fija inicio de Audiencia Oral y Publica en juicio penal contra Nicolás Maduro para el 2 de agosto en la ciudad de Bogotá», precisó en su cuenta en la red social Twitter.





La fiscal general de la República destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Luisa Ortega Díaz, señaló recientemente que tenía las investigaciones adelantadas en Venezuela y añadió que unos fiscales que fueron a Brasil “no pudieron regresar al país. Yo estaba todavía en mi país cuando ellos venían con las pruebas y los amenazaron“.

“Nosotros hemos intentado varias acciones contra Nicolás Maduro y su entorno, los generales, ese grupo que no gobierna, porque todo lo que ocurre allá es un desgobierno. Intentamos la acción ante la Corte Penal Internacional (CPI) por violación a los Derechos Humanos contra Nicolás Maduro y cinco generales, entre ellos, Vladimir Padrino López y Néstor Reverol”, resaltó.

Destacó que presentó una acusación ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio “por corrupción en el caso de Odebrecht. Es un caso muy sonado en todo el continente, por el que han procesado presidentes, expresidentes y altos funcionarios”.





Uno de los países donde no se ha hecho nada por el caso Odebrecht es Venezuela, tuvimos que hacerlo fuera del país, porque allá no se puede hacer justicia. Hay complicidad del Poder Judicial para proteger al Ejecutivo. El monto de lo pagado a Odebrecht en Venezuela está por el orden de los 2.500 millones de dólares en obras que no se ejecutaron. Estamos hablando de trece obras. A la mayoría solo se le hizo el acto de la ‘primera piedra’”, explicó.

Recordó que la investigación de este caso se inició en Venezuela en el año 2015 y “el año pasado pensábamos accionar con las pruebas que venían de Brasil, pero los fiscales no pudieron entrar y por eso lo hicimos ahora en el exilio”.

“Siempre fui una fustigadora de todos los delitos, pero fundamentalmente de la violación a los DDHH. Todos los hechos de los cuales yo tenía conocimiento se iniciaba investigación y, eso, obviamente, no les gustó. En la denuncia ante la CPI por violación de DDHH, se solicitó una orden de captura contra Maduro«, apuntó.