Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Internacionales

Sebastián Piñera exigió inmediata liberación de periodistas de TVN detenidos en Miraflores

Santiago, 23 de enero de 2018 En el salón de honor del ex Congreso Nacional de la capital, el Presidente electo Sebastian Piñera presentó a su futuro gabinete. Max Montecinos

Caracas.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, exigió este miércoles la inmediata liberación de los periodistas de la televisora chilena TVN, Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona, detenidos en el Palacio de Miraflores desde hace más de ocho horas.

Lea también – Vicepresidente de Estados Unidos recibió a delegación diplomática designada por Guaidó y la AN

Exigimos inmediata liberación de periodistas de TVN detenidos en Venezuela. Nuestra Cancillería está realizando todas las gestiones necesarias. La libertad de prensa es otra de las víctimas en Venezuela. La solución pacífica son elecciones libres y democráticas, ahora”, escribió a través de su cuenta en Twitter.

En horas de la noche de este martes, cuatro periodistas, entre ellos Pérez y Barahondos y dos venezolanos (Maiker Yriarte y Ana Rodríguez Brazón), fueron detenidos en el Palacio de Miraflores. Pasada las 8:00 de la mañana de este miércoles, los dos venezolanos fueron liberados. Sin embargo, los chilenos siguen detenidos.

Roberto Araos, encargado de la embajada de Chile en Venezuela, permanece en la entrada del Palacio de Miraflores a la espera de la liberación de los reporteros chilenos.

Artículos relacionados

Destacados

El mandatario aseguró que cualquier vacuna antes de estar disponible para la población deberá ser aprobada por el Ministerio de Salud y Anvisa

Economía

Durante el segundo trimestre del año, los ingresos de la multinacional se vieron afectados debido a que la mitad de los productos se consumen...

Destacados

El jueves 15 de octubre, una bebé de tres días de nacida fue encontrada en una bolsa, tras haber sido abandonada en unas escaleras...

Destacados

La Administración de Donald Trump denunció que Irán y Rusia buscan usar datos de electores para confundir y sembrar el caos en los estadounidenses