Connect with us

La Lupa

Secuestro de menores y amenazas: los últimos detalles del femicidio de Mairoby Villarreal

"Soy el padre de la joven asesinada por los hermanos Parra Puchini. Necesito que colaboren conmigo sobre su paradero, les agradezco en el alma. Esto es por todas las mujeres de este mundo", dice José Luis Villarreal Salcedo, visiblemente afectado tras el femicidio de Mairoby, quien conoció a su agresor a los 12 años

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Marcela Castro.- Han pasado 24 días desde que la familia Villarreal Díaz sucumbió ante la tristeza al enterarse de que Mairoby Tahiri Villarreal Díaz fuera asesinada por su expareja en el municipio Libertador del estado Mérida, específicamente Los Curos. Los hechos ocurrieron la madrugada del 1 de enero y Mairoby se convirtió en la primera víctima de femicidio del país. Hasta el sol de hoy, las autoridades no han podido dar con el paradero del perpetrador del atroz crimen, Cristian Piero Parra Rojas, ni con su hermano Eduardo Parra Puchini, supuesto cómplice del femicidio, según lo que contó a esta redacción el padre de la joven madre, quien dejó dos niñas huérfanas.

Lea también: Mairoby Villareal tenía 12 años cuando conoció al hombre que la asesinó en Mérida

Desde tempranas horas este lunes, el padre de Mairoby, José Luis Villarreal Salcedo inició una protesta frente al Circuito Judicial de la ciudad de Mérida para exigir a las autoridades que hagan su trabajo y den con el paradero de quienes acabaron con la vida de Mairoby, quien solo tenía 20 años de edad.

"Soy el padre de la joven asesinada por los hermanos Parra Puchini. Necesito que colaboren conmigo sobre su paradero, les agradezco en el alma. Esto es por todas las mujeres de este mundo", expresó al rendir declaraciones a El Cooperante, durante la manifestación donde también exigieron que se haga justicia por el femicidio de Geraldine Quintero, quien fue hallada carbonizada dentro de una maleta el 6 de enero de 2020, en el sector El Salado a 60 metros de la Aldea Valle Encantado en Mérida.

En palabras del desesperado padre, decidieron protestar y salir a la calle para exigir justicia y que las autoridades policiales den con el paradero de ambos hombres, quienes se encuentran prófugos desde la madrugada del 1 de enero. Además, Villarreal Salcedo aseveró que ha recibido amenazas y los responsabilizó por cualquier cosa que pueda pasarle.

"Desde que hicieron el atroz hecho ambos andan prófugos: Cristian Piero Parra Rojas y el hermano Eduardo Parra Puchini. Segaron la vida de mi hija y esto lo hago para que no ocurran más femicidios", reiteró.

Advertisement

Sobre lo qué le han dicho las autoridades policiales, el hombre lamentó que al preguntar solo recibe la misma respuesta: "dicen que siguen el caso, pero me desespero, me desespera no saber nada porque andan cerca de aquí y hasta nos han amenazado. Mi vida peligra porque me han amenazado esas dos personas", aseguró.

Secuestro de hijas de Mairoby

Dos días después del femicidio, familiares de Mairoby denunciaron la desaparición de las dos hijas de la joven merideña, quien sostuvo una relación sentimental con Cristian Piero Parra Rojas, de quien se conoció que es un expolicía condenado por el delito de estafa. Una persona vinculada a Villarreal Díaz indicó a El Cooperante que las menores de edad habrían sido secuestradas por Ana Felida, madre del expolicía. Las niñas quedaron identificadas como Brianny, de 6 años, y Asly de 4.

Respecto al paradero de las menores de edad, su abuelo, Villarreal Salcedo explicó que tras la denuncia, la madre del homicida acudió a un centro policial a denunciar a la mamá de Mairoby y quedó detenida porque ya estaba siendo buscada por las autoridades.

"Se dio con la persona que las tenía y ya están en nuestro poder. Están muy bien".

Sin embargo, se conoció que a Ana Felida no le abrieron ningún proceso legal, solo la dejaron ir sin presentar cargos en su contra por haber secuestrado a sus nietas.

Advertisement
Cristian Rojas.

A los 12 años Mairoby conoció a su asesino

Marisela Díaz es la madre de Mairoby y el 4 de enero conversó vía telefónica con El Cooperante. Ofreció detalles sobre la historia que terminó en el lamentable crimen pasional. La madre de Mairoby vive en Mérida, a varios kilómetros de donde residía ella con sus hijas, en el municipio Libertador, específicamente Los Curos. No tenían planes de pasar las fiestas de Fin de Año juntas, pero Marisela sabía que algo no estaba bien.

"Ese día, 31 de diciembre, ella estaba con Cristian, su expareja. Estaban juntos por las niñas, él tenía a las niñas y ella fue a buscarlas para compartir como familia. Estaban desde el mediodía, pero ella decía que él siempre estuvo detrás de ella, que no la dejaba sola ni un momento y que la acosaba. La perseguía a donde iba, no la dejaba en paz".

Tras la cena de medianoche, unos vecinos los vieron discutiendo y luego, vieron a Cristian persiguiendo a Mairoby.

"Debido a la distancia no supe nada de lo que había pasado, sino después. Me enteré porque vi una foto de un grupo de noticias donde decían que habían matado a una muchacha en Los Curos. Pero en el primer momento no sabía que era ella. Horas después, mandaron una foto y pues, era mi hija", lamentó.

Según contó, Cristian y Mairoby se conocieron cuando ella tenía 12 años, pese a que su madre no ofreció mayores detalles sobre la relación, aseveró que siempre fue una relación tormentosa, pero considera que no parecía un hombre agresivo.

"Estaban juntos desde niños, desde los 12 años, cuando salieron de sexto grado empezaron una relación amorosa. Con los años, ella salió embarazada y siempre la amenazaba. Sé que en una ocasión le cortó el cabello, pero cuando él cayó preso hace dos años, ellos mantenían la relación. Ella siempre lo visitaba. Todo cambió cuando él salió de la cárcel, ella le puso fin a todo, pero él no aceptó que ella ya tenía otra pareja", explicó.

Advertisement

Según lo que reportaron medios de comunicación locales, Cristian Rojas salió de la cárcel dos semanas antes de asesinar a Mairoby. A Mairoby la habían golpeado y después la tirotearon, la encontraron en el piso.

Femicidios en Venezuela

El Monitor de Femicidios Utopix contabilizó 239 casos de femicidios en 2021, según la información dispuesta en su página web, se observó una "pequeña disminución" del 6% con relación al 2020.

Sin embargo, alertan que por parte del Estado "no existe ninguna propuesta concreta para enfrentar esta problemática además de un gran aumento en los femicidios en grado de frustración lo que demuestra que la violencia contra las mujeres sigue imperando en nuestra sociedad".

Durante el año 2020, los femicidios se incrementaron de manera alarmante a 1 femicidio cada 34 horas, en comparación al año 2016 en el que ocurría 1 femicidio cada 72 horas. Para el año 2021 la media es de 1 femicidio cada 36 horas.





Advertisement

Tendencias