article-thumb
   

Segundo día de paro: maestros se mantienen en las calles en protesta por condiciones laborales

Jessica Dirinot | 23 octubre, 2019

Caracas.- Las protestas en Venezuela cada día se hacen escuchar con mayor fuerza, y es que desde que se dio inicio al período escolar 2019-2020, cientos de maestros se han reunido en las afueras del Ministerio de Educación en Caracas, para denunciar las condiciones en las que se encuentran os planteles educativos, para pedir mejoras salariales y condiciones de trabajo. Este miércoles se desarrolló una manifestación pacífica a escala nacional, por segundo día consecutivo, donde los profesionales del gremio decidieron levantar su voz sin miedo a las represalias que pudiesen tomar los cuerpos de seguridad del Estado en su contra.

Lea también: Saab: Al menos 559 funcionarios públicos se encuentran vinculados a delitos de extorsión

Desde tempranas horas de la mañana, medios de comunicación del país comenzaron a reportar las distintas manifestaciones que tienen presencia en varios estado de país, tales como Cojedes, Sucre, Mérida, Lara y el Distrito Capital, entre otras entidades.





Luego de 48 horas de protestas pacíficas, los maestros se niegan a dejar las calles hasta que el ministro designado por el Gobierno de facto de Nicolás Maduro, Aristóbulo Istúriz, responda ante las inquietudes de los protestantes, las cuales responden a la falta de servicios básicos.

Por su parte, Saúl Pérez, vocero nacional del Colegio de Profesores de estado Lara, indicó que los maestros están exigiendo “un sueldo digno de acuerdo como establece la Constitución”, y asegura que el Gobierno “debe cumplir con las necesidades básicas de la canasta alimentaria”, reiterando su llamado al ministerio a responder ante las solicitudes que comprometen la educación en Venezuela.

Luego de que se desencadenara en Caracas una serie de manifestaciones a principios de septiembre del año en curso, en las que no solo destacaban los maestros, sino también los médicos del país, Nicolás Maduro, realizó un ajuste al salario mínimo integral, cuyo incremento con respecto al sueldo pasado fue de 361,5%; sin embargo, aún no es suficiente para abastecer la canasta básica alimentaria.





El sueldo pasó de estar en 65.000 a 300.000 bolívares, incluyendo el pago del bono de alimentación, el cual equivale a la mitad de lo anunciado, 150 mil.

A continuación, algunas de los momentos captados en las protestas

 

 

Comentarios

comentarios