article-thumb
   

Senador gringo viajó a Venezuela para negociar liberación del mormón presos en el Sebín

El Cooperante | 5 abril, 2018

Caracas, 5 de abril.- El senador estadounidense Dick Durbin (Demócrata/Illinois), arribó este miércoles a Venezuela para reunirse con el presidente Nicolás Maduro, funcionarios del Ejecutivo Nacional, la oposición y diferentes instituciones.

Lea también: ¿Pidiendo cacao? Maduro confirmó “diligencias de paz” de Lacava en EEUU

Durbin, es el segundo demócrata más importante del Senado de Estados Unidos, y se espera que hable con Maduro sobre el caso de Joshua Holt, un estadounidense que espera juicio en Venezuela por cargos de armas, que según el Departamento de Estado son falsos. La visita ocurre en medio de conversaciones no publicitadas en las últimas semanas sobre el caso Holt, entre representantes de los dos gobiernos en ambos países.





Durbin es considerado un hábil negociador, y jugó un papel importante en la liberación del estadounidense Alan Gross, un contratista de EE.UU. que pasó cinco años prisionero en Cuba. El vocero de Durbin confirmó la visita pero declinó decir si el tema de Holt era el motivo principal de la misma, publicó VOA. 

Estados Unidos está considerando un embargo a las compras de petróleo venezolano y ha sancionado a Maduro y altos funcionarios de su gobierno y allegados por lo que considera como la falta de democracia en el país sudamericano.


Holt, es un exmisionero mormón de 25 años que viajó a Venezuela en junio de 2016 para casarse con una mujer mormona que conoció por internet cuando buscaba practicar su español. Ambos fueron arrestados por cargos de almacenamiento de armas y esperan juicio. El Gobierno estadounidense ha exigido en numerosas ocasiones que Holt sea liberado por razones humanitarias y porque considera falsos los cargos en su contra.

La semana pasada, el senador Orrin Hatch, republicano por Utah, habló por teléfono con Maduro sobre el caso de Holt. El secretario del Tesoro de EE.UU. Steve Mnuchin tiene planeado reunirse este mes con sus contrapartes de la Unión Europea, Canadá, Gran Bretaña y algunos países latinoamericanos, para coordinar esfuerzos para aumentar la presión económica al régimen de Maduro.

Comentarios

comentarios