article-thumb
   

Senador se erige por encima de Horacio Cartes como nueva figura de partido gobernante

El Cooperante | 20 diciembre, 2017

Asunción, 20 de diciembre. EFE.- El senador Mario Abdo Benítez es la figura predominante del gobernante Partido Colorado tras ser elegido candidato a la Presidencia en 2018 en unas elecciones internas que fueron una derrota para el mandatario Horacio Cartes, que en esas primarias respaldó al exministro de Hacienda Santiago Peña.

Lea también: De Argentina a Venezuela: La corrupción ganó impunidad en la región tras caso Odebrecht

La designación de Abdo Benítez en esas primarias, el pasado domingo, marcaron también la consolidación de la disidencia dentro del partido, representada por Colorado Añetete, el movimiento que lidera el senador, y enfrentado a Honor Colorado, la corriente de Cartes.





Una disidencia que fue sumando a medida que se acercaban esas internas con el apoyo a la candidatura a la Presidencia de Abdo Benítez de pesos pesados del coloradismo como Juan Afara, vicepresidente del Gobierno y hace meses distanciado políticamente de Cartes. Abdo Benítez, de 46 años, se impuso con el 50,93% de los votos al 43,29% de Peña, de 39 años, según los datos preliminares del Tribunal Superior de Justicia Electoral, que serán oficiales en enero.

Tras los resultados, las interpretaciones de los mismos, que coinciden en que parte de la afiliación colorada no aceptó ni el perfil de Peña ni la forma en la que fue impulsada su candidatura, una apuesta personal de Cartes. El propio Abdo Benítez se refirió a Peña como una persona no solo ajena al partido, sino algo más inadmisible: un opositor. Y es que Peña se inscribió en el partido en octubre de 2016, siendo ministro de Hacienda de Cartes, y renunciando con ello a su compromiso con el opositor Partido Liberal, en el que estaba afiliado.

De ahí que muchas de las críticas del sector de Abdo Benítez incidieran en la dudosa autenticidad colorada de Peña y pusieran sobre el tapete, y de forma premonitoria, uno de los dichos del partido: «colorado solo vota colorado». A Abdo Benítez también parece que le benefició un discurso que presentaba a Peña como un candidato sin autonomía respecto a Cartes, que le invitó a formar parte de actos de Gobierno y que participó de forma activa en toda la campaña del exministro.