article-thumb
   

La notable transformación de la FAN en 20 años: “Ser soldado era un honor”

El Cooperante

Caracas. 06 de abril. Foto: AVN. – En el último mes la situación en la Fuerza Armada Nacional  se volvió más tensa que de costumbre, desencadenada por una serie de detenciones de sus efectivos por supuesta conspiración contra el Gobierno de Nicolás Maduro Moros.

Lea también:   Padrino López invitó a pilotos rusos a compartir experiencias en Venezuela

Profesionales en el tema  han alertado que por primera vez en los tiempos de “revolución”, se había visto un movimiento sospechoso desde las alturas de la FAN. Días después, el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, hizo alusión a la situación  y señaló que existían intentos de conspiración en el seno de la institución, impulsados desde los Estados Unidos, sin embargo, descartó que se tratara de un golpe de Estado.

Pero en realidad el sector militar ha sido el centro del carácter político desde que el fallecido presidente Hugo Chávez Frías asumió el poder. El llamado “padre” de la autodenominada revolución bolivariana vinculó extremadamente a los militares en la vida social del país, tanto, que los llevó a ocupar altos cargos, sacándolos de los cuarteles y le impregnó de su ideología “antiimperialista”.

Lo cierto es que ahora, más que nunca, los militares -de alto rango-  se desempeñan en puestos que en la llamada cuarta República jamás se imaginó.  “Los militares son los que tienen el poder”, es una de las frases más comunes entre venezolanos. Ya en la memoria de estos está es su actuación en los últimos 20 años en la defensa obsesionada del chavismo  y no de sus labores asignadas en las leyes de la nación petrolera.


“La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva ley orgánica“, reza el artículo 328 de la Constitución de la República.

Nada más lejano a la realidad. Efectivos de la FAN portan el uniforme de una institución salpicada por  señalamientos de represión, conspiración, contrabandos, asaltos y participar en hechos de hampa común. La oposición venezolana en reiteradas oportunidades ha hecho cuestionamientos a los militares del país por su desapego constitucional, y defensa exclusiva del Gobierno.

“Debemos pedir al cielo que no nos invadan los habitantes de la República de Lilliput o Ínsula Barataria porque estos militarones con el pecho recamado de avalorios, lleno de condecoraciones de batallas que nunca han peleado, van a echar una carrera y nos van a dejar desguarnecidos porque no han cumplido con sus deberes constitucionales, ni han defendido el territorio nacional, ni la integridad de la patria ni la vigencia de la constitución ni un cipote”, dijo en una oportunidad el diputado de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup.   una intervención en el Palacio Federal Legislativo.  Ahora, ante este panorama, queda la interrogante: ¿Cómo eran los militares de antes? ¿Había alguna diferencia a los de ahora?.

Ser soldado del país era un verdadero honor, era motivo admiración, respeto. No había politización, fallas sí, muchas, al igual que errores, pero dentro de los cuarteles reinaba un profundo respeto por el país, además que antes los militares aunque decían que no tenían beneficios económicos, podíamos brindarle estabilidad a nuestra familia, cosa que ahora no se puede, de broma pueden comer”, contó a esta redacción un general retirado que prefirió no identificarse.

La alimentación estaba garantizada, los entrenamientos eran otros. El estudio era esencial, ahora los nuevos soldados desgraciadamente no conocen la historia de nuestra país“, agregó. El exmilitar desconoce actualmente que pasa dentro del seno de la FAN, sin embargo, consideró que aún quedan efectivos con valores esenciales sobre qué es una democracia, pero hay “cúpulas” que cree no dejan expresarlo.

En la actualidad, según diversas denuncias publicadas en medios de comunicación, en los cuarteles de la República también se sufre la crisis alimentaria del país, tanto que  solo consiguen como salida desertar.

 

Comentarios

comentarios