article-thumb
   

Si el Gobierno expropia Kellogg´s terminará como Agropatria: En la nada

Danny Leguízamo

Caracas, 15 de mayo.- Que lo sepa todo el mundo por si alguien no se ha enterado: Venezuela es un país que se derrumba a pasos agigantados. Ya es prácticamente una imitación a gran escala de Cuba, con empresas al borde de la quiebra, pobreza extrema y dependencia absoluta del dólar para adquirir productos de la cesta básica. Ahí va Nicolás Maduro. Victorioso hacia su segunda presidencia. Dice él que va victorioso. Nadie le compra la comparsa electoral del 20 de mayo. Cuidado y termina bailando solo, como lo dijo Elizabeth Fuentes en El Cooperante.

Y un día más que permanezca la dictadura en el poder, es un día más que la crisis se multiplica y la reconstrucción será más difícil. Ahí va también la Oposición. Más dividida que nunca. Ya lo dijo este lunes el diputado José Manuel Olivares en una entrevista reproducida por diversos medios de comunicación: que la MUD se encuentra en proceso de reconstrucción. Pero al calor de las negociaciones entre factores del G4 y otras organizaciones, Maduro avanza en el proyecto de destrucción de la economía, porque el proyecto es ese: empobrecer. Siempre lo fue. Y no cambiará.





Lea también: ¿Expropiación? Funcionarios “rojos” llegaron a empresas Kellogg’s en Maracay (+Video)

Ahí va también Pdvsa, al borde del cierre técnico. Pasaron Rafael Ramírez, Eulogio del Pino, Nelson Martínez y ahora Manuel Quevedo. El único resultado es que la producción diaria de barriles ya regresó a los niveles de 1949: 1,4 millones, a lo que necesariamente, habrá que deducir el consumo interno (unos 400 mil barriles); los envíos a China que ya fueron pagados (500 mil barriles), los envíos a Rusia (160 mil barriles), y lo entregado a Cuba y a las islas del Caribe. ¿Cuánto de lo producido genera flujo de caja? ¿Tal vez unos 300 mil barriles diarios? ¿Y cuánto flujo de caja se va a generar diariamente cuando la producción toque el piso de un millón de barriles? La nada.

Y la nada es lo que va a ocurrir, necesariamente, cuando el Gobierno continúe su política agresiva de estatizaciones que arrancó en los tiempos de Hugo Chávez. Que nadie se asombre si el día de mañana, la empresa Kellog´s termina como Agropatria, la otrora productiva Agroisleña. Insistimos: En la nada.


Comentarios

comentarios