article-thumb
   

“Si el país fuera una telenovela estaríamos en la etapa culminante”, dice Padrón

Christhian Colina

Christhian Colina.- “Si el país fuera una telenovela sin duda estaríamos en lo que se llama la etapa culminante, cuando uno siente que todas las tramas y subtramas que están presentes en la historia van camino hacia un desenlace”, expresó el escritor Leonardo Padrón al referirse a no solo a las expectativas de cara a las venideras elecciones parlamentarias y al deseo de cambio en la ciudadanía.

Padrón aseguró que si se compara la realidad del país con una telenovela sería realmente truculenta. “Sería de esas telenovelas donde los sucesos son como inverosímiles porque parecen como muy rebuscados, excesivos. Es una realidad como tremebunda lo que está pasando en este país. Uno todo el tiempo está diciendo que este país está al revés, y eso es lo que uno siente, que es una telenovela truculenta que se está acercando a su desenlace porque ya se agotaron los recursos del guionista para elaborar más truculencia”, dijo.

El escritor consideró que el país esta atravesad un bochornoso desgaste del sistema de valores. “Yo creo que el país está en terapia intensiva. Yo nunca había asistido a un escenario de agotamiento de la decencia, de los criterios de sensatez que deben regir. Me abisma ver a mi alrededor y sentir que los valores morales pareciera que se fueron por un desagüe y van río Guaire abajo”, expresó.

Padrón considera que las prioridades que privan en este momento en el país no guardan relación alguna con la vida democrática y percibe que el venezolano, de alguna manera, se pervirtió a través de la obtención del dinero fácil. “Creo que es algo que viene desde el hecho de que somos un país petrolero (…) Eso incubó una actitud del venezolano cercano a la dirigencia política, con vocación para la corrupción. Ahora, eso se ha extremado a niveles de indecencia y de amoralidad total”, dijo.

Definitivamente viene eso que llaman el final feliz, pues toda telenovela que se precie de tal tiene un final feliz”, avizoró el intelectual.

Comentarios

comentarios