Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Si gana Biden, la política de Estados Unidos sobre Venezuela no cambiará

Tanto para el republicano Juan Cruz, ex asesor del presidente Donald Trump, como para Leopoldo Martínez, venezolano que integra el Comité del partido Demócrata de Estados Unidos, la posibilidad de que Joe Biden asuma la presidencia de Estados Unidos no cambiará en absoluto la política de ese país contra el gobierno de Nicolás Maduro. La única diferencia es que Biden está a favor de otorgar Estatuto de Protección Temporal a los exilados venezolanos

Foto: EFE

Caracas.- Dos hombres de peso en cada uno de los partidos que compiten en este momento por la presidencia de Estados Unidos coinciden en un punto central para Venezuela: gane Donald Trump o gane Joe Biden, la política de sanciones contra funcionarios del gobierno de Nicolas Maduro continuarán e, incluso, podrían endurecerse.

Así lo aseguraron tanto el republicano Juan Cruz – ex asesor de Donald Trump-, como el venezolano Leopoldo Martínez, uno de los pocos latinos que integran el poderoso Comité del Partido Demócrata. En ambos casos, la respuesta es la misma: el tema de Venezuela es bipartidista y en Washington, según nos dijo hace pocas semanas Juan Cruz, «no ha existido nada bipartidista y el tema sobre Venezuela lo logró».   

Según el republicano,  «Puede ser que con Biden el mecanismo sea diferente pero el objetivo siempre será  el mismo. Actualmente ellos están revisando con qué se quedan, revisando las sanciones pero para pedir  algo a cambio. Intercambiar el levantamiento de algunas sanciones por algo de importancia».  Porque, según palabras de Cruz, las medidas de Trump contra Maduro no lograron  mayores avances porque «solo se dejó ver el garrote y no la zanahoria». Es decir, que no hubo incentivo alguno para que el gobierno de Maduro abandonara su conducta habitual en relación al respeto a la democracia y los Derechos Humanos.

En esto coincide el demócrata Leopoldo Martínez:

«Con Joe  Biden en la Casa Blanca continuarán las sanciones porque la política de recuperación de la democracia está enmarcada en el bipartidismo. Pero las sanciones tienen que coordinarse de forma multilateral para que sean eficientes, y no pueden convertirse en un fin en sí mismas. Tienen que tener un objetivo. El objetivo que une a la coalición internacional es producir elecciones limpias, libres, justas y creíbles en Venezuela. Las sanciones deben incentivar a que los actores del conflicto se pongan de acuerdo, vayan a unas elecciones creíbles y a partir de allí, el país inicie su transición a la democracia»

De ganar Biden, los venezolanos exiliados en territorio estadounidense podrían optar al TPS o Tratado de Protección Temporal:

«Biden está comprometido con algo muy  importante: la protección migratoria a los venezolanos desplazados a los Estados Unidos. El TPS para los venezolanos es una medida de reconocimiento y apoyo muy valiosa en medio de la crisis humanitaria. No es un premio de consolación. El TPS (y más aún cualquier cambio migratorio que se ofrezca) no significa abandono de la política de recuperación de la democracia en Venezuela. El primer paso es precisamente otorgar ese alivio migratorio en un marco temporal, apostando a que se pueda resolver el problema en Venezuela.

Mientras Juan Cruz, ex Agente de la CIA, ex Asistente Especial del Presidente Donald Trump y  Director de Asuntos para el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad, negó definitivamente la posibilidad de que un triunfo de Trump implique una intervención militar en Venezuela.

«Sea quien sea el que llegue a la Casa Blanca,  deberá hacer una revisión sobre Venezuela.  Lo que hemos hecho hasta ahora no ha sido exitoso.  La nueva administración va a estar enfocada en el mismo objetivo y estará haciendo un cálculo nuevo sobre qué hacer.  Van a evaluar el tema.  Y lo que van a estar evaluando no será qué es lo mejor para Venezuela sino para Estados Unidos. 

Ambos también coinciden en que lo único viable es una negociación entre todas las partes.  Trump ha impuesto un unilateralismo y una ambigüedad de objetivos que ha debilitado la coalición internacional, asegura Martínez,  y por las expectativas creadas con sus amenazas de uso de la fuerza (que sabe no va a cumplir) ha debilitado también a la unidad de la oposición en Venezuela. Para Trump, Venezuela no es una causa, es una herramienta electoral a lo interno en EEUU. Buscó  agitar emociones para conquistar el voto cubano y venezolano en Miami. 

Creo que en cualquier escenario, la oposición venezolana debe entender la importancia del apoyo internacional, pero también sus límites. El apoyo internacional no sustituye el esfuerzo de organización y movilización interno, la capacidad de encontrar vías para negociar y hacer viables unas elecciones creíbles y dar sustentabilidad a los esfuerzos internacionales.

Artículos relacionados

Nacionales

El Parlamento deberá cumplir con la Carta Magna y nombrar a las nuevas autoridades del Poder Electoral

Opinion

Es tiempo de reinventar el modelo de la democracia o estaremos en presencia de la caída de un imperio y del régimen de libertades

Destacados

Unas 1 106 personas han perdido la vida a causa de la enfermedad, mientras que 94% de los casos activos se han recuperado, según...

Destacados

Cuba, Bolivia, Nicaragua, Mancomunidad de Dominica, y Ecuador, son algunas de las naciones que figuran dentro de la organización