article-thumb
   

“Hasta que el cuerpo aguante”: Sigue la protesta de tercerizados de Pdvsa en La Campiña

Admin

El Cooperante.- La protesta de extrabajadores tercerizados de Petróleos de Venezuela continúa frente a la sede de la empresa en La Campiña, Caracas. Luego de 37 días, los manifestantes que laboraban con los derivados coque y azufre en el Criogénico de Jose, en Anzoátegui, que piden ser incorporados a la nómina fija de la empresa, no han recibido ninguna respuesta sobre su situación laboral.

Los empleados tuvieron que salir de la petrolera por su situación de tercerizados, y aunque debieron ser incluidos como empleados fijos, fueron despedidos. José Luis Salas, uno de los manifestantes, laboraba como técnico especialista de manejo de sólidos de Petroanzoátegui. Denuncia que la empresa ha pagado una mora de al menos 6 mil millones de dólares en ocho años, cuando antes se percibía dinero por el pronto despacho, a causa del deterioro de la cinta transportadora y los equipos que embarcan el coque y el azufre.

Salas afirma que los empleados de Petropiar, Petromonagas, Petroanzoátegui y Petrocedeño denunciaron la situación, pero luego de que se realizara la inspección, todos perdieron sus empleos.

“No sabemos dónde están los Derechos Humanos, Civiles, Laborales, de Familia, de los Niños y de los Adultos mayores. Todos los han transgredido… Estaremos aquí hasta que el hasta que el cuerpo aguante, porque la dignidad no se vende ni se negocia”, afirmó el manifestante.

En La Campiña reina la indolencia

“El que come y el que cobra no tiene nada que ver con el que está pasando necesidad”, se quejó Salas, en referencia a la forma en la que han sido ignorados en la sede principal de Petróleos de Venezuela en la Av. Libertador de Caracas.

En nombre de todos los que protestaban, dijo que ya han tenido que vender sus propiedades para subsistir y se lamentó de que hayan tenido que pedir dinero y pasar necesidad sin recibir ninguna respuesta. Nuevamente, hicieron un llamado al presidente de la República, Nicolás Maduro, y al presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, para que atiendan su caso.

Salas responsabilizó a Pedro León, Director Ejecutivo de la Faja Petrolífera del Orinoco, por cualquier cosa que pudiese pasarle a los manifestantes, por salud, causa sobrevenida o cualquier atentado.

“Nos han puesto de guarimberos, de terroristas y de todo. Cuando nosotros estábamos en las instalaciones los patios estaban limpios y no había ninguna emergencia de coque, ahorita vayan a ver, que los cuatro patios están incendiados, no salen los barcos en el momento y eso está colapsado. Los guarimberos están dentro de Pdvsa, en el Complejo Criogénico de José”, aseguró.

Los manifestantes se mudaron de la acera donde se encontraban refugiados a una isla en el medio de la calle, justo en la entrada de Pdvsa La Campiña. Colocan sus pancartas y colchonetas de frente a la empresa; comen y duermen allí. Para ellos, luego de manifestar en la Asamblea Nacional, Miraflores y La Campiña, lo único que han recibido es indolencia.

Comentarios

comentarios