article-thumb
   

Siguen cayendo los amigos de Chávez

Admin

Saimar de Santis / Jesús Emilio Fleritt.– Rafael Esquivel está cumpliendo 28 años al frente de la Federación Venezolana de Fútbol. El dirigente ha permanecido como presidente de esta organización desde 1987. Aunque el gobierno de Hugo Chávez intentó sacarlo de su silla, posteriormente la relación entre el exmandatario nacional y Esquivel fue bastante cordial.

De hecho, Rafael Esquivel apoyó la gestión deportiva del entonces presidente de la República, afirmando en una entrevista para el diario Tal Cual que “nunca este organismo (la FVF) había recibido un apoyo tan grande y fundamental como el que ha dado el presidente Hugo Chávez”.

“Yo, en lo personal, por considerarme su amigo y haber compartido con él en muchísimas oportunidades, tengo un profundo sentimiento de tristeza”, señaló Esquivel en una entrevista con el Diario Líder en Deportes tras el fallecimiento de Chávez.

En octubre de 2010, Rafael Esquivel se defendió de quienes lo acusaban de tener una red de corrupción dentro de la FVF. “Si creen que hay corrupción, que pongan las denuncias” en una entrevista para el diario Tal Cual.

EsquivelEl presidente eterno de la FVF

No son pocas ni recientes las denuncias en contra de Rafael Esquivel en el ámbito local, pues dentro de su carácter soberbio resaltan diversas medidas arbitrarias que el mandamás de la FVF ha tomado a través de los años en cuanto al fútbol nacional.

Quizá una de las medidas más déspotas que tomó Esquivel fue el darle a los árbitros la potestad de detener los encuentros del fútbol profesional –en cualquier categoría– cada vez que las barras entonaran cánticos y pusieran pancartas en contra del líder supremo del balompié nacional.

En su mandato, de 28 años ya, Esquivel ha sabido tener una cordial relación con los diferentes Jefes de Estado que ha tenido Venezuela durante su periplo dentro del órgano que rige el fútbol nacional, convirtiéndose así en un político de recorrido.

El presidente de la FVF ha sabido utilizar los cargos políticos nacionales para así beneficiarse y mantenerse en el cargo que desempeña desde 1987.

En caso de Esquivel ser juzgado y sentenciado, asumiría automáticamente el puesto de presidente en la Federación en título de encargado Laureano González, vicepresidente del organismo. Estaría en el cargo hasta 2017, año en el cual vence el período de Rafael Esquivel en la Federación Venezolana de Fútbol.

Comentarios

comentarios