article-thumb
   

Simón Calzadilla: “Megabandas delictivas de Aragua y Guárico son intocables para el Gobierno”

Admin

Lohena Reverón.- La banda de “El Picure” mantiene en zozobra a poblaciones de los estados Aragua y Guárico, la zona de operaciones de quienes se encuentran al margen de la ley abarca un corredor vial que va desde El Sombrero, pasando por Barbacoas, Camatagua, San Casimiro, San Sebastián de los Reyes y San  Juan de los Morros, principalmente, este es un problema de voluntad política por parte del Gobierno nacional y de decisión de combatir con eficacia el hampa organizada.

Así lo manifestó Simón Calzadilla, secretario general de Movimiento Progresista de Venezuela y candidato de la Unidad Democrática al Circuito 4 del estado aragüeño, en torno a las últimas acciones delictivas perpetradas en la entidad, como lo ocurrido el pasado domingo cuando cuatro funcionarios policiales resultaron heridos en la localidad de Barbacoas, al ser atacados por los integrantes de la banda al intentar “rescatar” a dos maleantes apresados.

“La población tiene suma desconfianza y, obviamente, los policías honestos y los guardias nacionales honestos nos han comentado que se sienten impotentes porque no reciben el apoyo necesario: muchas veces saben dónde están ubicados los campamentos y dónde están ubicados estos delincuentes y desde Caracas o desde Maracay no les autorizan a actuar. Eso es algo sumamente extraño”, denunció Calzadilla.

El miedo se adueña del llano

Simón Calzadilla aseveró que no se trata solo de “El Picure” – nombre con el cual se conoce al delincuente José Tovar Colina – sino de varias organizaciones irregulares las que se han “apoderado” del citado territorio. “En ese perímetro, sencillamente, todos los vecinos están sometidos por el control de estas bandas de delincuentes organizados que tienen interconexión, pues se ha descubierto que se comunican entre ellas, inclusive, con elementos que están en las cárceles”, dijo.

“Estas bandas están plenamente identificadas, todo el mundo sabe quiénes son, dónde están, cómo se mueven; sin embargo, no se observa actuación articulada de la Policía, de la Guardia Nacional, del Gobierno Nacional; prácticamente los pocos agentes que hay y los uniformados de la GNB son, más bien, víctimas de los propios delincuentes – en la alcabala de Pardillal, hace unos siete meses mataron a un efectivo castrense, en Barbacoas mataron a otro – y eso queda totalmente impune”.

“La verdad es que la situación de desidia en cuanto al problema de la inseguridad en  el sur de Aragua es terrible. Hace, apenas, tres años, este tipo de cosas no la observábamos: había delincuentes comunes, pero este tipo de estructuración de bandas organizadas que actúan en extorsión, en secuestro, en robo de vehículos, es una cosa novedosa que tiene aterradas a todas las comunidades, hasta el punto de que a las seis, a las siete de la noche ya nadie está en las calles”, subrayó el dirigente opositor.

Comentarios

comentarios