Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Simpatizantes armados de Trump denuncian “golpe de Estado” en Arizona

Seguidores de Trump se niegan a reconocer la derrota

Foto: AP

Caracas. Cientos de partidarios del presidente Donald Trump se reunieron en el centro de Phoenix el sábado para impugnar la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, acusando a los medios de conspirar para robar las elecciones y calificando los resultados de “golpe de Estado”.

Lea también: «Israelíes celebran derrota de Trump y piden la dimisión de Netanyahu»

El equipo de campaña de Trump proporcionó apoyo a las protestas cuestionando el escrutinio en curso, al presentar una demanda en Arizona el sábado por unas papeletas supuestamente rechazadas, reseñó Reuters.

La campaña de Trump alegó que el condado más poblado del suroeste del estado rechazó incorrectamente los votos emitidos el día de las elecciones por algunos votantes en la carrera presidencial de Estados Unidos. La demanda, presentada en el Tribunal Superior del estado en el condado de Maricopa, afirma que los trabajadores electorales dijeron a algunos votantes que pulsaran un botón después de que una máquina detectara un “sobrevoto”.

Los manifestantes a favor de Trump se han estado reuniendo en el exterior del Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa y en el Capitolio del Estado de Arizona durante días, sosteniendo afirmaciones sin fundamento de que agentes demócratas habían interferido en las elecciones para entregar ilegítimamente Arizona a Biden.

Entre otros lemas, coreaban “¡Cuenten los votos legales! ¡Les estamos vigilando!” en el exterior del edificio donde los trabajadores electorales continúan contando los votos.

Las tensiones aumentaron el sábado, y en un momento dado los manifestantes amenazaron con derribar la valla que separaba a los manifestantes del departamento de elecciones y de algunos miembros de los medios de comunicación.

En el edificio del capitolio estatal el sábado por la tarde, los oradores exhortaron a la multitud a no aceptar los resultados de las elecciones, pidiendo a asistentes jurídicos y a estudiantes de derecho que acudieran a la defensa del presidente.

“¡Todos sabemos que el presidente Trump ganó estas elecciones!”, gritó uno. Otro le dijo a la concurrencia que se miraran en el espejo y se preguntaran qué estaban dispuestos a hacer. Se oyeron cánticos de “¡Libertad o muerte!”.

Un número de grupos de extrema derecha y milicias como los Chicos Orgullosos (Proud Boys) y Tres por Ciento (Three Percenters) también estaban en la multitud el sábado, muchos armados con armas semiautomáticas.

En un momento dado, los manifestantes se enfrentaron a un pequeño grupo de jóvenes contramanifestantes que agitaban banderas mexicanas y estadounidenses en una esquina frente al departamento de elecciones. Jacki Valencia, de 19 años, bailó con un cartel de Biden-Harris mientras un hombre sin mascarilla le gritaba “¡USA!” a ella y a otros.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

“Creo que es ridículo que se hayan reunido aquí. No tienen pruebas de que haya habido fraude”, dijo.

La demanda de la campaña de Trump sostiene que no se contaron los votos potencialmente “determinantes” en la carrera entre Trump y el demócrata Joe Biden, que fue declarado ganador el sábado por las principales cadenas de televisión.

Un funcionario de Arizona rechazó la demanda. “Esto es sólo una táctica dilatoria para retrasar el escrutinio oficial”, dijo la secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs en una declaración a través de su portavoz. “Se están agarrando a un clavo ardiendo”.



Anuncio

Artículos relacionados

Destacados

Ecuatorianos elegirán a su nuevo mandatario en segunda ronda entre el izquierdista Andrés Arauz y el derechista Guillermo Lasso

Destacados

El alto pontífice recordó su compromiso con la educación y el avance de generaciones futuras

Destacados

Advierten sobre escasez de vacunas luego de que India dejara de exportar vacunas AstraZeneca