article-thumb
   

Sin agua ni luz: Así fue la primera noche de los venezolanos reubicados en un albergue en Colombia

El Cooperante | 15 noviembre, 2018

Caracas.- La primera noche de los venezolanos, que fueron trasladados a un albergue en el barrio Luis María Fernández en Bogotá, Colombia, fue escenario de experiencias e incertidumbre. Vecinos inconformes con la llegada de migrantes exigieron al Distrito y a la Secretaría de Integración que los reubiquen en una nueva zona. Mientras estos convivieron entre una riña, falta de cobijas, una amenaza de aborto y fogatas.

Lea también: Colombia debatirá documento para dar respuestas a zonas más impactadas por migración venezolana

En las afueras del albergue, los residentes entregaron volantes mostrando su incomodidad. Además, en la noche del martes se presentó un robo en una panadería que asociaron con los recién llegados a la zona. Sin embargo, el Distrito de Colombia se ha preocupado por darle refrigerios y hacer actividades lúdicas con los niños.

Muchos de ellos no tienen ni idea de qué es lo que está pasando, por lo que se convierten en víctimas”, sostuvo Daniel Mora del equipo de emergencias de la Secretaría de Integración Social, reseñó El Espectador.

Por otro lado, las quejas de los venezolanos no se hicieron esperar. No había agua ni luz, una de las promesas que les hicieron antes de salir del lote en el Salitre. Aunque se instalaron 40 baños (20 para mujeres y 20 para hombres), los migrantes aseguran que ya se encuentran en mal estado, aunque aceptan que depende de ellos su cuidado. Además, por la falta de duchas, por lo que varios prefirieron bañarse al frente de todos con agua recogida en baldes.


 

El Distrito resalta que el albergue solo será por tres meses y que por ello, los venezolanos deben desde allí buscar regular su situación en el país, asegurar un trabajo o asociarse con redes que los ayuden a sacar adelante sus emprendimientos. “No podemos caer en el asistencialismo”, concluyó Mora.

En medio de la crisis económica, política y social que acaece Venezuela las personas se han visto en la necesidad de cruzar otras fronteras en busca de una mejor calidad de vida y según informe reciente atender a los connacionales le supone al Gobierno de Colombia un gasto del 0,23 y el 0,41% de su PIB.

Comentarios

comentarios