article-thumb
   

Sin comida y con cinco litros de agua a la semana deben vivir presos en Rodeo II

El Cooperante | 20 octubre, 2018

Caracas.- El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) denunció que más de mil privados de libertad que se encuentran en el Internado Judicial Rodeo II despertaron sin alimentos, una situación que no es nueva, pues de acuerdo con la organización, el 15 de octubre los presos no tenían que comida ingerir.

Lea también — Funcionarios del Sebin frustraron un secuestro en Bello Monte (+Fotos)

De igual manera, detallaron que el menú de esta semana fue “un poco de repollo, pintado con remolacha y una porción muy reducida de carne; otro día cuadritos pequeños de carne con poca papa sancochada”, que con el pasar del tiempo las porciones iban siendo disminuidas a “un poquito de pasta con una cucharada de sardina, misma que ligaban con harina para hacer un engrudo y rindiera, arepa sola, un engrudo que creemos se hace con maicena sin más nada, de cena puré de papa solo, y de almuerzo una agua de sopa sin nada”,  tal es la situación que ingerían alimentos una vez al día, según reseña La Verdad.

De igual manera, también denunciaron que las visitas de familiares fueron reducidas a cuatro horas y solo tres veces al mes, lo que dificulta aún más que los privados de libertad puedan tener acceso a una mejor alimentación, pese a que no todos les llega comida. Además, que la situación que atraviesa el país en cuestión económica y de transporte, dificulta que ciertas personas pueden acudir a ver a sus seres queridos que se encuentran tras las rejas o llevar alimentos en las tres oportunidades que pueden ir hasta la cárcel.

Por tal razón, el OVP exige que el Ministerio de Servicios Penitenciarios, dirigido por Iris Varela, proporcione a los presos los alimentos como les corresponden: desayuno, almuerzo y cena, pues es su responsabilidad. Aunque indican que en la realidad sucede todo lo opuesto, debido a que los están matando de hambre.


Aunado a esto, también aseguran que existen serias irregularidades con la distribución del agua, pues los reclusos solo pueden tener consigo cinco litros de agua, cantidad que deben usar para tomar, bañarse, lavar su ropa y recipientes de comida. Cabe destacar que dicha suma deben administrar por seis días, debido a que solo pueden acceder al vital líquido una vez a la semana.

Comentarios

comentarios