article-thumb
   

¡Síntoma de hiperinflación! La dolarización informal se apodera de productos y servicios

El Cooperante | 4 marzo, 2018

Caracas, 4 de marzo.- En la Ciudad Comercial Alta Vista II, estado Bolívar, una tienda de servicio técnico y venta de accesorios y teléfonos celulares muestra un cartel de precios en bolívares y dólares en la vitrina. En una tienda de vestidos en el centro de Puerto Ordaz, la vendedora explica que la ropa puede ser cancelada en dólares -en efectivo o por transferencia- o en bolívares, al cambio del día.

Lea también: “Quizá algún día lo probemos”: Trump alabó la perpetuación en el poder de Xi Jinping

En Instagram, una marca de trajes de baño que nació en Puerto Ordaz comercializa sus piezas en 60 dólares el modelo de cuerpo entero. Solo tres ejemplos de cómo el dólar cobra fuerza como moneda de cambio o como referencia en la cotización de costos de productos y servicios. Gregory Ruiz, un guía turístico de la ruta hacia el Parque Nacional Canaima, cuenta que a finales de 2017 tuvieron que hacer el cambio de la moneda de cobro del bolívar al dólar.

La hiperinflación ya era un hecho en Venezuela, con variaciones mensuales de precios superiores al 50%. El margen de ganancias empezó a mermar, un choque frente a precios cada vez más altos. “En varias oportunidades me tocó subsidiar el viaje, porque llegaba la fecha y no alcanzaba lo que se había cobrado para cubrir los gastos”, recuerda al Correo del Caroní. 

La tarifa fue tasada en 50 dólares por el tour básico de 7 días y 6 noches, que incluye todos los servicios, pero el nivel de inflación ha sido tan alto que, incluso, ese monto en moneda extranjera tuvo que ser ajustado a 100 dólares. “El monto original no fue suficiente para ir a la par de la hiperinflación que estamos viviendo, íbamos siempre dos pasos atrás”, acotó.


Comentarios

comentarios