article-thumb
   

“No le costó ni un centavo”: Smolansky cuestionó a Sayegh cancelación de sede de PoliHatillo

El Cooperante | 10 abril, 2018

Caracas, 10 de abril.- El alcalde destituido del municipio El Hatillo, David Smolansky, lamentó que la actual administración del ayuntamiento haya decidido cancelar la nueva sede de PoliHatillo y que, por lo tanto, el organismo policial se quede “sin la sede de seguridad más grande y moderna” de Venezuela.

Lea también: “Están equivocados”: Smolansky dice que seguirá “firme en lucha para derribar la dictadura”

En una nota de prensa, el opositor señaló que pesar de la escasez e inflación, lograron completar gran parte del primer piso, instalando la acometida eléctrica, adquirieron los aires acondicionados, establecieron las paredes y divisiones de cada oficina, pintaron y realizaron la aducción de aguas blancas.

Smolansky se dirigió al actual alcalde, Elías Sayegh, para cuestionarle cómo es que afirmó que la cancelación de la obra se debe a un tema económico si la construcción no le iba a costar a la Alcaldía “ni un centavo” y cómo el lugar ahora será usado por una empresa privada.

“Creo que comete un error por razones eminentemente políticas impidiendo que PoliHatillo y Protección Civil sigan sin tener sede propia. ¿Hasta cuándo nuestra Policía Municipal va a estar arrimada en los tanques de Hidrocapital y Protección Civil en un espacio reducido del Ambulatorio?”, preguntó el alcalde destituido.


A continuación la misiva íntegra:

Estimados vecinos,

Desde el exilio pude leer cómo el pasado mes de marzo, la actual administración decidió cancelar la nueva sede de Polihatillo. Debo manifestarles que lamento y reprocho la decisión de que El Hatillo se quede sin la sede de seguridad más grande, moderna, y cercana al vecino de cualquier municipio en Venezuela.

Cuando empecé mi ejercicio como alcalde en enero de 2014, recibimos una edificación de 3 pisos en la bajada de Los Naranjos como parte de un convenio urbano con el nuevo centro comercial Parque Cerro Verde. En 2015, después de asambleas y reuniones con vecinos, anunciamos, con el conocimiento del Consejo Local de Planificación Pública y del Concejo Municipal, que esa edificación pasaría a ser la nueva sede de Seguridad Ciudadana.

A pesar de la escasez e inflación, logramos completar gran parte del primer piso, instalando la acometida eléctrica, adquirimos los aires acondicionados, construimos las paredes/divisiones de cada oficina, pintamos y hasta tuvimos que hacer la aducción de aguas blancas. Buena parte de las oficinas contaba con su propio mobiliario. Los otros dos pisos y exteriores no le iban a costar un centavo a la Alcaldía después de haber firmado un convenio con la Universidad Monteávila donde se suscribió el compromiso, de esta prestigiosa casa de estudios, de terminar la sede de PoliHatillo como parte de su contribución al municipio por el proyecto de su mudanza a Caicaguana.

Dicho esto, me dirijo a usted, Elías Sayegh, juramentado ante la Asamblea Nacional Constituyente que usted rechazó durante mi destitución, ¿cómo es que es un tema económico si a la Alcaldía no le iba a costar ni un centavo? Y le hago otra pregunta, ¿cómo la inversión que hicimos para hacer todo el primer piso para uso de nuestros funcionarios, ahora lo disfrutará un privado?

Creo que comete un error por razones eminentemente políticas impidiendo que PoliHatillo y Protección Civil sigan sin tener sede propia. ¿Hasta cuándo nuestra Policía Municipal va a estar arrimada en los tanques de Hidrocapital y Protección Civil en un espacio reducido del Ambulatorio? Muchos de nuestros funcionarios tenían la ilusión de trabajar en una sede mejor y más equipada a la que hoy tienen.

Se veían llegando todos los días a un sitio que fuese su principal fuente que de motivación y orgullo para desempeñar la ardua labor que ejercen a diario. Se proyectaban como el ejemplo a seguir en todo el país. Así me lo han hecho saber los funcionarios desde el exilio, mostrándose muy decepcionados al enterarse de este cambio por redes sociales.

Desafortunadamente, muchos que se definen como opositores al régimen, lo primero que deberían definir es su capacidad de construir institución, de actuar con transparencia y no revocar todo lo anteriormente hecho porque se trata de un “adversario político”, tal como usted me ha definido. Estamos en una dictadura, Elías, todos tenemos un número y lo único que hoy hace es prolongar su supervivencia a costa de desechar proyectos de su predecesor como parte de su compromiso de “gobernar” bajo la Asamblea Nacional Constituyente.

A los vecinos que leen este mensaje, esto es un llamado a la reflexión y a la acción, de seguir exigiendo lo mejor para nuestro municipio, especialmente en materia de seguridad. Les reitero sus muestras de aprecio, solidaridad y respeto en estos meses de injusta destitución, inhabilitación, clandestinidad y exilio.

Desde este nuevo rol sigo trabajando para que se conozca aún más la crisis humanitaria que padecemos, la violación a los Derechos Humanos y la persecución que ha existido en contra de 13 alcaldes que hemos sido removidos. Tengo confianza que, a pesar de lo duro que serán los próximos meses, nuestro país reconquistará la democracia, la libertad y, sobre todo, su seguridad ciudadana, lo que fue, es y siempre será mi prioridad para El Hatillo y toda Venezuela.

Con afecto,

David Smolansky Urosa
Alcalde de El Hatillo destituido y con orden de arresto por la dictadura de Maduro el 9 de agosto de 2017

Comentarios

comentarios