Connect with us

Internacionales

Socio de los "narcosobrinos" se declaró culpable por tráfico de cocaína en EEUU

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas, 22 de febrero.- El hondureño Roberto de Jesús Soto García, quien estaría ligado a sobrinos políticos del presidente Nicolás Maduro, se declaró culpable de los cargos que impuso en su contra el gobierno de los Estados Unidos, quien lo acusa de  haber participado en una operación para enviar "varios cientos de kilogramos de cocaína" desde Venezuela a los Estados Unidos, vía Honduras.

Lea también: Venezuela es el país más corrupto del continente americano, según Transparencia Internacional

Según publicó la periodista Maibort Petit, antes de la segunda audiencia prevista para el 21 de febrero de 2018, el demandado acordó con los fiscales federales asumir su culpabilidad y trabajar en un acuerdo  judicial que podría conllevar a una condena menos severa.

La próxima audiencia de Soto García se celebrará a principios del mes de mayo de 2018. Desde esta semana, el acuerdo sellado fue incluido en el expediente del acusado. La fecha de la sentencia se conocerá probablemente a mediados de este año.

El pasado diciembre las autoridades de Honduras entregaron   en extradición a Estados Unidos al hondureño Roberto de Jesús Soto García, quien en 2015,    habría facilitado la llegada a la isla de Roatán, en el Caribe hondureño, de los sobrinos políticos de Maduro Efraín Campos y Francisco Flores, quienes habrían partido de Venezuela con un cargamento de 800 kilos de cocaína que intentaban ingresar a Estados Unidos.Soto García supuestamente acordó con los sobrinos políticos de Maduro, detenidos en Haití el 10 de noviembre de 2015, recibir la droga en el aeropuerto de la isla de Roatán, en el Caribe hondureño. En junio de 2016, la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York presentó cargos contra Soto García, quien sería un socio clave en el país centroamericano del llamado Cartel de los Soles de Venezuela.

Los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela están en una cárcel federal en Nueva York y  fueron condenados a 18 años de prisión.





Advertisement

Tendencias