article-thumb
   

Solo hizo consultas: Gobierno burló a venezolanos con atención médica en buque chino

Luis De Jesús | 3 octubre, 2018

Caracas.- El buque hospital chino Arca de la Paz solo atendió consultas generales a 400 personas diariamente, a pesar de que contaba con 35 unidades de cuidados intensivos, 12 quirófanos en los que 120 médicos ofrecen servicios en más de 20 especialidades, con capacidad para realizar a diario 60 cirugías mayores.

Lea también: “Los pacientes están muriendo”: Freddy Ceballos alerta que la situación sigue siendo crítica

El buque arribó el sábado 22 de septiembre al puerto de la Guaira, en Vargas y zarpó desde ese estado el sábado 29 de septiembre. “Sabemos que una semana fue poco, pero fue una semana para el amor entre nuestros pueblos (…) El pueblo de Venezuela fue atendido con todas las capacidades que puede tener un hospital de esta magnitud”, expresó en ese entonces la vicepresidenta de la República Delcy Eloína Rodríguez.

El equipo de La Verdad recogió numerosas quejas de ciudadanos que se dirigieron al puerto desde distintos estados del país y que, además, quedaron varados a la espera de la atención médica. Alejandro Montilla, sargento primero de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se movilizó desde Boconó, estado Trujillo, pero los funcionarios le negaron el ingreso porque allí solo atendían a quienes iban referidos por los consejos comunales.

Según la versión del Gobierno nacional, el buque llegaría a Venezuela para hacer frente al supuesto saboteo impulsado por Estados Unidos. El presidente Nicolás Maduro dijo en una oportunidad que cualquier ciudadano que se acercara al barco con el carnet de la patria iba a ser atendido, sin embargo las consultas fueron organizadas por parroquias, con 200 cupos para cada turno, dejando por fuera a todo aquel que no residiera en el estado Vargas.


Angela Montilla, paciente de cáncer, fue atendida en la embarcación el domingo 23 de septiembre. Allí le realizaron unos exámenes y los resultados se los dieron en idioma mandarín, según declaró a Efecto Cocuyo. “Tengo un cáncer en el estómago, tengo una infección, ahorita no puedo tratarme porque ellos se van. Yo necesito tratamiento. Ellos mismos te lo explican a uno con los militares”, dijo.

Carlos Prosperi, presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes del Hospital Vargas, denunció que ni siquiera el 1% de la población fue atendida en el buque.  “También hubo una discriminación. Para nadie fue un secreto que muchos pacientes se trasladaron desde el interior y no fueron atendidos”, manifestó.

Marcos Paruta, de 70 años, tiene el carnet del la patria y del Partido Socialista Unido de Venezuela y salió a las 4:00 de la mañana de Guatire, estado Miranda, esperando ser atendido, pero efectivos de la GNB le informaron que únicamente estaban recibiendo a ciudadanos de La Guaira y Catia La Mar.

“Pensé que me iban a dar alguna posibilidad de que me operen de la próstata porque llevo año y medio con una sonda que me molesta, hasta tengo sangramiento muchas veces”, manifestó al periodista Guillermo Olmo. Con la noticia de que arribaría el buque hospital chino a Venezuela pensó de que se solucionaría el problema, “pero resulta todo lo contrario, a mí me parece que es una burla”.

Comentarios

comentarios