article-thumb
   

“Solo quería que sintiera el dolor”: El brutal castigo que recibió un pedófilo en prisión

El Cooperante | 8 febrero, 2018

Caracas, 8 de febrero.- Adam Paul Davidson, un preso del centro penitenciario Wolston (Australia), lanzó un balde con agua caliente sobre la humanidad de Brett Peter Cowan, un odiado pedófilo condenado a cadena perpetua por el asesinato de un adolescente de 13 años en 2013.

Lea también – Una sicaria mexicana tuvo sexo con cadáveres y se bebió la sangre de sus víctimas

Según reseña RT, Davidson cobró su venganza cuando este se encontraba de espaldas, jugando a las cartas con otros prisioneros. Cowan se puso de inmediato en pie, y fue llevado a un hospital, se le diagnosticaron quemaduras graves en la cabeza, el pecho, el estómago, la espalda, los brazos y las piernas.

“No quería matarlo”, sino “solamente hacerle daño”. “Solo quería que sintiera el dolor. El dolor que sintió alguien como Daniel Morcombe“, afirmó el recluso en alusión al asesinado adolescente. Y agregó que fue “un acto de justicia” en nombre de ese chico, afirmó el medio.

Davidson fue condenado a tres años adicionales de prisión por el ataque. “No tienes derecho a actuar como justiciero”, le dijo entonces el juez. Actualmente, Davidson está bajo libertad condicional.


Comentarios

comentarios