Connect with us

Destacados

Someten a presos políticos a tratos crueles en el Hospital Militar

Ana María Da Costa asegura que las medidas fueron ordenadas por las autoridades "en represalia" a la huida del sargento Balaguera Ruíz

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas.- Ana María Da Costa, hermana del preso político, Vasco Da Costa, denunció este sábado que los detenidos que permanecen recluidos en el Hospital Militar de Caracas, están siendo objeto de "tratos crueles", luego de que el sargento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Darwin Balaguera, logró fugarse del recinto hospitalario.

Lea también: "Tres veces torturado: El calvario de Vasco da Costa, preso emblemático del chavismo"

Da Costa afirmó en información a la que tuvo acceso El Cooperante, que a raíz de la evasión del sargento Balaguera del área de procesados militares, los funcionarios encargados de velar por la seguridad de los detenidos decidieron "tomar represalias".

"Decidieron castigar a los demás presos sometiéndolos a tratos crueles e inhumanos. Los tienen esposados a sus camas, los obligan a tener la puerta abierta y a tener la luz encendida toda la noche. No los dejan ni siquiera descansar", agregó Da Costa.

Por último, responsabilizó directamente del hecho a Nicolás Maduro, al general Carlos Yanez Figueredo y a la mayor Lizeth Torres, quien es la encargada del área de procesados militares. 

Caso sin resolución

Vasco Da Costa continúa en el Hospital Militar "Dr. Carlos Arvelo" desde el pasado 7 de octubre de 2019, donde ingresó en julio de ese año, luego de que le fuera diagnosticado un carcinoma en su ojo izquierdo producto de las torturas que recibió en prisión.

Advertisement

En una entrevista concedida a El Cooperante el pasado 17 de abril, Ana María Da Costa precisó que el caso de su hermano ha sido denunciado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como caso de tortura individual en la Corte Penal Internacional (CPI), en la Fiscalía de Caracas, en la Fiscalía del Táchira, ante la Defensoría del Pueblo, ante la Dirección de Procesados Militares y la Corte Marcial, no obstante, en ninguna de las instancias recibió respuesta.

El caso de Da Costa, forma parte de la denominada "Operación Gedeón II", en la que, según la Administración de Nicolás Maduro, se pretendía poner explosivos en algunas instalaciones militares como la base aérea Francisco de Miranda, ubicada en La Carlota, Caracas.

El 18 de abril de 2018, Néstor Reverol anunció la captura de los líderes y militantes del Movimiento Nacionalista, entre los que se encontraba Da Costa, luego de ser acusados de trabajar en coordinación con el exinspector del Cicpc, Óscar Pérez, antes de su «asesinato» el 15 de enero de ese mismo año.

La evasión de Balaguera

Por otra parte, este sábado, la denominada Coalición Activa de la Reserva Internacional Venezolana (Carive) divulgó un video en las redes sociales en el que Balaguera ofreció un mensaje desde la clandestinidad. Recordó que participó en la "Operación Aurora" que se escenificó el pasado 22 de diciembre en las instalaciones del 513 Batallón de Infantería Selva Mariano Montilla, ubicado en el sector Luepa, municipio Gran Sabana.

Advertisement

"En ese operativo resulté herido en mi pierna derecha tras recibir un disparo de fusil, el cual me fracturó el fémur. Debido a la herida no pude escapar con mis compañeros. Los militares que me capturaron demoraron más de seis horas en llevarme a un centro de salud, debido a esto, me estaba desangrando. Estuve 25 días en el Hospital Militar de Ciudad Bolívar y posteriormente fui llevado el 27 de enero al Hospital Militar de Caracas", rememoró.

El oficial de la Fuerza Armada aseguró que "fue rescatado" por funcionarios militares activos, incluyendo compañeros de la "Operación Aurora" y "miembros de la resistencia", tras lograr descender con una cuerda desde el piso seis en el que se encontraba. Acotó que actualmente está fuera de Venezuela.

En el asalto al 513 Batallón de Infantería Selva Mariano Montilla se sustrajo del lugar al menos 112 fusiles y municiones del Parque de Armas, de las cuales 82 fueron recuperadas, al igual que 60 granadas y seis cajas de municiones. Asimismo, el grupo de oficiales sublevados, entre los que se encontraba Balaguera Ruiz y un grupo de pemones, tuvo un enfrentamiento armado en una trocha con funcionarios de la D623 que dejó a un soldado muerto.





Tendencias