article-thumb
   

Stephen Hawking resuelve el enigma de los agujeros negros y revoluciona la astrofísica

Christhian Colina

EFE.- Stephen Hawking habría resuelto un problema que preocupa a la astrofísica desde hace 40 años, al plantear una revolucionaria teoría que resuelve la paradoja de la pérdida de información.

Recientemente, durante una conferencia, el célebre científico presentó una nueva idea acerca de cómo la información podría escapar de los agujeros negros, al sostener que éstos “no son tan negros como se cree”.

“El mensaje es que los agujeros negros no son tan negros como se pintan”, señaló Hawking en una conferencia que se celebró en el Real Instituto de Tecnología, en Estocolmo, Suecia. “No son prisiones eternas como se creía. Las cosas pueden salir de un agujero negro al exterior y, posiblemente, en otro universo”, sostuvo.

Son ya cuatro décadas las que ha demandado a los científicos averiguar qué es lo que sucede con la información relacionada con la muerte de una estrella, que entonces genera un agujero negro.

Es sabido que ni siquiera la luz puede escapar de un agujero negro, dada la intensa atracción gravitatoria. Mientras que la física cuántica sugiere que la información no puede ser destruida, la física relativa general señala que, de hecho, la información debe ser destruida, dando origen a una paradoja de pérdida de información.

Ya en 2004, Hawking sostuvo por primera vez que la información en realidad sí podría escapar de un agujero negro, aunque demoró varios años en entender de qué modo sucede. “Propongo que la información no se almacena en el interior del agujero negro como era de esperarse, pero sí en sus límites, en el horizonte de sucesos”, lugar del que la información puede escapar, dijo.

La clave de la revolucionaria teoría propuesta por Hawking es la radiación, que sería capaz de “recoger” la información y moverla más allá del horizonte de sucesos. No obstante, esta información sería inútil: “La información acerca de las partículas entrantes se devuelve, pero de forma caótica e inútil. Esto resulta en una paradoja de la información. Para todos los efectos prácticos, la información se pierde”, explicó el físico.

Comentarios

comentarios