article-thumb
   

“Su comportamiento es indigno”: Piden despojar a Danny Glover del título de embajador de Unicef

El Cooperante

Caracas, 5 de abril.- Human Rights Foundation (HRF) condenó la visita del embajador de buena voluntad de Unicef, Danny Glover, a Venezuela con la finalidad de perseverar en sus continuados esfuerzos por enmascarar los crímenes del dictador Nicolás Maduro; y llamó a la directora ejecutiva del organismo multilateral, Henrietta H. Fore, a despojar a Glover de su título honorario.

Lea también: Florido pidió a México “flexibilidad” para que venezolanos pueden permanecer en países de la región

Glover elogió al régimen liderado por Maduro por “aportar al progreso humano a través de educación, salud y otros aspectos que honran a la humanidad” en un discurso pronunciado a finales de marzo en Caracas. Mientras tanto, las políticas económicas del madurismo han llevado a más de 30 millones de venezolanos a la peor crisis humanitaria del país en sus 200 años de historia.

En el 2017, los venezolanos perdieron un promedio de más de 10 kilogramos de peso por causa de la hambruna y la desnutrición. De acuerdo con la ONG Caritas, 33 por ciento de los 10 millones de los niños en el país padecen de retraso en su crecimiento.

“Por más de una década, el régimen venezolano ha invertido activamente fondos y esfuerzos para maquillar su reputación como violador de derechos humanos. Una de las estrategias implementadas por la dictadura ha sido el reclutamiento de simpatizantes y voceros entre celebridades de fama mundial, que incluyen a Sean Penn, Lukas Haas, Jamie Foxx y Harry Belafonte. Y estos cuasi agentes del Estado no han decepcionado en su apoyo altamente publicitado a favor de este régimen brutal. Pero el insulto mayúsculo hasta el momento ha sido el viaje de Danny Glover a Venezuela con nada más y nada menos que el sello de la oficina más alta de las Naciones Unidas para la niñez”, dijo el presidente de HRF, Thor Halvorssen.


“El comportamiento indigno de Glover a favor del régimen de Venezuela es resultado de una avaricia que al parecer no conoce límites. En el 2007, el actor recibió aproximadamente 20 millones de dólares para producir una película que nunca se filmó. Hasta la fecha, Glover no ha hecho ningún intento para devolver el dinero al pueblo venezolano. El pago no fue otra cosa que un soborno disfrazado como presupuesto de producción cinematográfica para asegurar a Glover como agente de relaciones públicas de la dictadura”, añadió Halvorssen.

A principios de este año, la Corte Penal Internacional en La Haya (CPI), inició una investigación en contra del régimen venezolano por crímenes de lesa humanidad, mientras que la Organización de Estados Americanos (OEA) ha creado una comisión para investigar las violaciones a los derechos humanos cometidas por el régimen y referirá su resultados a la CPI en La Haya.

Comentarios

comentarios