article-thumb
   

¡Superando expectativas! Apple Watch le hace frente al iPhone

El Cooperante | 21 septiembre, 2018

Caracas.- Es el día del año en que Apple comienza a vender sus móviles de la nueva temporada, con las clásicas colas en las tiendas oficiales, y en 2018 por primera vez algo les ha robado protagonismo. El nuevo Apple Watch ha recibido elogios unánimes de los primeros expertos que lo han probado a fondo y es la novedad más difícil de conseguir de todas las que la compañía estrena hoy.

Lea también:Increíble:Tres aviones tienen un espectacular y “peligroso” encuentro en pleno vuelo (+Video)

Mientras que los pedidos online en la web de Apple tienen un plazo de entrega de 1 a 2 semanas para los iPhone XS y XS Max, para los Watch Series 4 la espera se demora hasta un mes. A falta de datos oficiales, las reservas del reloj inteligente “han superado las expectativas”, según Ming-Chi Kuo, el analista de Apple con más prestigio —y para quien la demanda de los nuevos teléfonos se mantiene en lo esperado.

El Apple Watch comienza a ser una alternativa para quienes quieren algo más sencillo y barato que los teléfonos de pantalla gigante. Un dispositivo más eficiente para una comunicación básica y con una batería que dure siempre el día entero. En países como EE. UU y Reino Unido usar el reloj de Apple como un smartphone básico ya era posible desde el lanzamiento del Watch Series 3 hace un año, mientras que a España esta opción llega ahora y de momento solo para clientes de Orange y Vodafone.

A falta de experiencia real para comprobar hasta donde llega en su nueva función de salvavidas, el Watch Series 4 ha superado con muy buena valoración las primeras pruebas, que coinciden en señalarlo como un producto ya maduro, más centrado y a la vez más versátil. En cuanto a las críticas, los analistas le achacan problemas en la fiabilidad de Siri, algunos detalles aún confusos de su interfaz y también lo complejo que es configurarlo para poder personalizarlo al máximo. El Watch abre nuevas puertas a los usuarios más exigentes, les promete una vida más saludable y una comunicación más sencilla y directa, pero también les pide a cambio un esfuerzo inicial mucho mayor que un iPhone o un iPod, refiere El Nuevo País.

Comentarios

comentarios