article-thumb
   

Tamara Adrián: El chavismo está muriendo, en un par de años nadie sabrá mucho de eso

Admin

El Cooperante.- Tamara Adrián, recién elegida diputada a la Asamblea Nacional (AN) de la oposición, está muy consciente de que los chavistas en la Asamblea Nacional le pondrán todo tipo de obstáculos, ideológicamente y también a nivel personal. Adrián es la primera funcionara transgénero elegida en la historia de América Latina, más aún en Venezuela, un país socialmente muy conservador.

Adrián ganó su escaño como candidata de Voluntad Popular, partido que dirige el encarcelado líder político Leopoldo López.

En menos de un mes, Adrián se incorporará a la Asamblea Nacional, donde durante 16 años los socialistas aprobaron frenéticamente una ley tras otra para dar al mandatario fallecido Hugo Chávez y al actual presidente Nicolás Maduro amplios poderes en forma de decretos presidenciales. También modificaron la Constitución varias veces para allanar el camino para que ambos líderes se mantuvieran en el poder indefinidamente.

Durante 16 años el gobierno ha controlado el flujo de información a través de la Asamblea Nacional Televisión (ANTV), que transmite las reuniones del Parlamento venezolano. Este canal se ha convertido en una herramienta de propaganda del gobierno, mientras la oposición era una minoría, incluso a veces sin presencia alguna. Entre el 2005 y el 2010, la oposición se negó a ser parte del sistema político establecido por Chávez.

“Nadie miraba ese canal, pero ahora pudiera ser la mejor televisión del país”, dijo Adrián en una entrevista con el Nuevo Herald en sus oficina, ubicada en la zona de Altamira, en Caracas.

Adrián espera que la gente vea los enfrentamientos legislativos entre los chavistas y los partidos de oposición. Lo que es más, Adrián está entusiasmada con la perspectiva de que los electores sean testigos de cualquier práctica antidemocrática que el partido de Maduro pudiera intentar.

La recién energizada oposición, que ahora tiene mayoría en la Asamblea, tratará de echar atrás años de poder acumulado por los chavistas. En su compromiso de revertir años de opresión, Adrián pudiera convertirse en una de las legisladoras más proactivas.

Durante la entrevista, mencionó algunos de los temas que está lista para abordar con leyes que patrocinará en la Asamblea. A la cabeza de esa lista están proyectos de ley para aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo y proteger el derecho de los venezolanos LGBT a escoger su identidad.

En estos días en Venezuela, los transgénero viven marginados en la sociedad. La burocracia no toma en cuenta la posibilidad del cambio de sexo. Sin importar la nueva identidad que adopte una persona transgénero, debe mantener la misma información que le dieron oficialmente al nacer. Esto significa que las personas transgénero tienen problemas para obtener un préstamo bancario, servicios médicos y otros. Debido a la falta de aceptación social, también enfrentan el ridículo, el acoso y también la violencia física.

Adrián habla a partir de su propia experiencia. Aunque ahora es mujer y se cambió el nombre, su cédula de identidad muestra otro nombre: Thomas Adrián. Y por esto tuvo que postularse a la Asamblea Nacional como Thomas. Sencillamente no la reconocían como la mujer que se siente que es. A raíz de las recientes elecciones, ahora escucha más quejas que nunca sobre la discriminación que enfrentan las personas transgénero.

“El otro día una joven transgénero vino a mi oficina a felicitarme. Puso en Facebook un mensaje sobre mi triunfo electoral y ahora el jefe de ella quiere despedirla por eso”, dice Adrián, evidentemente preocupada.

Queda por ver si Tamara logra ganar algunas batallas por los derechos civiles en nombre de personas como la joven que la visitó. El presidente Nicolás Maduro ha proclamado que no aceptará muchas propuesta de la oposición porque considera que cualquier cosa ajena a la revolución es hostil, sucia y falsa. De hecho, Maduro quizás tenga todavía la autoridad para vetar la mayoría de las leyes que la oposición trate de aprobar, entre ellas los proyectos de ley de Adrián.

A pesar de su agenda específica, Adrián piensa en términos amplios sobre todos los venezolanos. Durante su campaña, se aventuró a entrar en zonas chavistas, como Las Mayas, una de las áreas más pobres de Caracas. Para su sorpresa, Adrián conoció a muchas personas abiertas a la idea de dejar todo atrás y emigrar a Miami, Nueva York u otras ciudades de Estados Unidos.

Una pensaría que la emigración ocurre sólo en la clase media, pero la verdad es que hasta lo pobres quieren irse del país”, dijo Adrián. Y, alzando la voz, agregó: “Tenemos que asegurar que la gente en Venezuela tenga fe de nuevo en sus sueños”.

Ella es un ejemplo viviente del empeño por lograr sueños y espera que su victoria signifique esperanza para muchos. “Con esto viene una enorme responsabilidad. Creo que la gente que defiende la igualdad busca ejemplos positivos y quiere cosas que se pueden lograr. Muchos de nosotros nos sentimos inferiores porque nos acosan los racistas, los sexistas y la gente negativa en general. No podemos desalentarnos”.

Adrián cree que Venezuela ha tomado un nuevo camino libre de autócratas y dictadores. “El chavismo está muriendo. En un par de años nadie sabrá mucho de eso. Y los historiadores dirán que ‘hubo un hombre que usó propaganda, esas cosas’. Estoy segura de que Hugo Chávez quedará en el olvido”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios