article-thumb
   

¡Tángana en Copei! Consejo Federal desconoce a la directiva de Pedro Urrieta

Admin

Patricia Bustamante.- “En una definición fundamentada en los estatutos del partido, por los presidentes y secretarios generales, de 20 entidades federales”,  las autoridades regionales  del partido Copei, en Consejo Federal, acudieron este lunes a la sede nacional de la tolda socialcristiana para restituir a la directiva del partido, presidida por Roberto Enríquez, destituida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El presidente del Consejo Federal, Rogelio Boscán, le exigió al TSJ que le de urgencia al caso para que se concluya la causa que tiene a la junta directiva provisional, presidida por Pedro Urrieta, conduciendo a la organización política.

En ese sentido, desconocieron a la junta ad hoc y en un documento que refleja los acuerdos de la máxima autoridad estatuaria, le ordenan a la directiva provisional abstenerse de declarar ante los medios y de actuar en representación política de la tolda verde. “Declaramos espuria cualquier actuación que la misma haga”, reiteró.

“Declaramos que solo reconocemos como autoridades de Copei a la Junta Directiva y Dirección Política Nacional electa el mes de junio del año 2012”, señala parte del texto.

También, instaron a los dirigentes copeyanos  de las regiones a incorporarse a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)  para garantizar el triunfo de la alternativa democrática.

Pese a esta decisión, todavía falta el pronunciamiento del Poder Judicial, quien emitió la sentencia que tiene a Urrieta al mando del buró político, medida que se conocerá hasta que culminen las vacaciones del TSJ, luego del 15 de septiembre.

La toma de la sede

Luego de que  los representantes de la Asamblea Nacional del partido leyeron el documento con los acuerdos, desde el salón de prensa de la organización, procedieron a entrar a la oficina de la presidencia del partido, para reunirse con Urrieta;  pero fueron impedidos por tres sujetos, que presuntamente forman parte de la seguridad de la sede.

Tras esta situación comenzó un forcejeo, que llegó a los golpes entre compañeros del partido e incluso con  otros ciudadanos que no reconocían los militantes copeyanos.

 

Comentarios

comentarios