Connect with us

Investigación

"Tenemos corona hambre": El drama de los indígenas venezolanos en La Guajira

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- Una protesta de indígenas de La Guajira que se desarrolló este domingo y que terminó con una docente herida, pone al descubierto el drama de una comunidad que vive entre privaciones, abusos de autoridad y represión de los cuerpos de seguridad del Estado.

Habitantes de Guarero viven día tras día los embates de la crisis humanitaria compleja en la que está sumergida Venezuela desde hace varios años.

Todo se ha complicado durante los últimos días por la cuarentena nacional decretada por Nicolás Maduro para "frenar el contagio de la Covid-19". En esta población, ubicada cerca del peaje de Paraguachón, los indígenas han tenido que sobrevivir hasta 20 horas sin luz, sin gas y sin agua, según el coordinador de Pueblos Indígenas del Foro Penal Venezolano, Olnar Ortiz.

"Un grupo de indígenas de 15 comunidades se agruparon para protestar por los servicios públicos el domingo. Desde los apagones del año 2019, en este municipio se han presentado cortes eléctricos por más de 177 horas y, en lo que va de cuarentena, la comunidad ha estado por más de 20 horas sin servicio eléctrico", expresó en una conversación telefónica con El Cooperante.

Indicó que en la zona no hay servicio de agua por tuberías, por lo que sus habitantes deben comprar un tanque de agua de 1 000 litros en 6 000 pesos colombianos: 2 dólares al tipo de cambio no oficial.

Advertisement

"No les llega el agua por tuberías, tienen que comprar cisternas y han denunciado que un tanque de agua de  litros cuesta un poco más de 2 dólares o 6 000 pesos colombianos. Esto es para los que pueden hacerlo. Los que no pueden comprarlo deben caminar para conseguir agua", lamentó.

Ortiz precisó que aunado a esto, los indígenas están expuestos a constantes atropellos. Recordó que el pasado 4 de enero, una wayúu fue asesinada por la Guardia Nacional Bolivariana, multiplicando el rechazo de la comunidad hacia el cuerpo militar, usualmente señalado de violaciones a derechos humanos.

Asimismo, resaltó que debido a la cuarentena, muchos indígenas están en una situación de vulnerabilidad mayor: carecen de ingresos fijos y deben salir a vender para comprar algo de comida.

"Muchos no tienen ingresos fijos. Ayer (domingo), por segundo día consecutivo, salieron a protestar de forma pacífica. Había niños con carteles que decían tenemos corona hambre. La acción que tomó la GNB para acabar esta protesta pacífica fue disparar", condenó.

"Mientras fueron atacados, resultó herida la indígena wayúu Lisbeth González, defensora de DD. HH. de la guajira", precisó.

González fue trasladada por sus familiares a Maicao, en Colombia, para que pudiera recibir asistencia médica inmediata. Y es que en la zona de Guarero, no hay los servicios de atención y los dispensarios no cuentan con insumos médicos.

Advertisement
Protesta pacífica en Guarero. Domingo 12 de abril de 2020. Foto: Comité de Derechos Humanos de la Guajira.

Siguen pasando camiones y personas por la frontera

Ortiz denunció que pese a que hace más de dos semanas se detectó un caso positivo por Covid-19 del lado venezolano de La Guajira, fue hace unos días que se instaló el servicio para hacer el test rápido a quienes vienen de Colombia.

"El día 8 de abril , el pasado miércoles, fue cuando se instaló un servicio para hacer el test rápido a los que entran a La Guajira, pese a que hace más de dos semanas se comprobó un caso positivo", señaló.

También, aseguró que el paso fronterizo no está cerrado, pues siguen transitando personas y camiones autorizados por el mandatario regional y esto eleva el riesgo de propagación del virus en el territorio venezolano.

Según el reporte de Marca, hasta este lunes, en Colombia hay 2 776 casos confirmados de Covid-19, 270 recuperados y 109 fallecidos.

Lisbeth está en su casa, «fuera de peligro» y con seis puntos en la cara

Olegario Castro, secretario general de Acción Democrática (AD) en la Guajira, aseguró que la docente y defensora de DDHH, e informó que tras ser atendida en Colombia, ya está descansando en su casa en Guarero.

"Le dieron de alta esta mañana, aproximadamente a las 11:00 a.m. Ya tiene sus medicamentos y la cita porque le cogieron seis puntos en el pómulo izquierdo y deben revisarla a ver cómo le avanza la cicatrización", detalló.

Advertisement

Castro relató que los habitantes de Guarero salieron a protestar porque están cansados de los atropellos y de las injusticias de la GNB; y porque adquirir alimentos se les hace cada días más difícil.

Según información extraoficial,, fue un Teniente de apellido Castro, el presunto responsable de dar la orden de atacar a tiros a las personas que protestan exigiendo atención en Guarero. Foto: Cortesía

"Nuestros hermanos indígenas tienen que caminar de Guarero a Los Filuos, que son 10 kilómetros, porque es allí donde pueden comprar con punto de venta y eso lo sabe la GNB. Pero como no lo viven no les interesa, por eso arremeten contra la integridad de los indígenas. Son unos delincuentes que atacan a nuestros hermanos cuando les da la gana", reprochó.

"Ellos saben que aquí no hay agua, no hay gas, no hay alimentos y la gente se está muriendo de hambre. No se están muriendo por coronavirus y estos delincuentes (GNB) en vez de resguardarlos, lo que hacen es maltratar a los indígenas y vejarlos", agregó.

También, denunció que las autoridades gubernamentales no atienden las necesidades de quienes habitan La Guajira.

"Aquí no hay comida y lo que hicieron el fin de semana fue vender pollo podrido, porque fue lo que les sobró. Lo bueno se lo venden a los magnates, se lo venden a los empresarios. La gente está cansada y no tienen a dónde ir, por eso salen a protestar, porque el guajiro es guerrero, es buena gente y es trabajador, pero cuando el guajiro indígena busca defenderse dicen que son unos delincuentes y arremeten contra ellos", fustigó.

Lisbeth González, dirigente de Guarero y parte de la etnia wayú, resultó herida en la cara por un perdigonazo. Lunes 13 de abril, luego de ser atendida en Maicao. Foto: Algimiro Montiel.

"Mi hermano tiene un año huyendo por culpa de la alcaldesa de La Guajira"

Olegario Castro aprovechó para denunciar que su hermano tuvo que huir a Colombia, tras ser amenazado de muerte por el equipo de la alcaldesa de la Guajira, Indira Fernández Duarte.

"Mi hermano Rómulo Castro participó en un cacerolazo cuando estuvimos seis días sin luz. Luego de eso se presentó la alcaldesa en la puerta de mi casa a reclamar e inventó que mi hermano le había dado una cachetada. Luego de esto mi hermano que es un hombre íntegro, tuvo que huir a Colombia", aseguró.

Advertisement

"Le cayeron a tiros a mi casa y seguro que cuando vean esta denuncia vendrán a caerme a tiros otra vez, pero mi hermano hoy está huyendo como un delincuente porque hizo un cacerolazo. Esto es una vergüenza ¿Hasta cuándo? ¿Nos van a matar de hambre? ¿Nos van a matar de calor? Hemos estado hasta 40 horas sin luz", enfatizó.

De igual forma, mencionó que un hombre de 78 años estuvo detenido diez horas por supuestamente irrespetar la cuarentena.

"La gente aquí no puede salir. Nelsón Correa, de 78 años, estuvo retenido por 10 horas porque lo vieron saliendo de un Centro de Diagnóstico Integral (CDI)", afirmó.

Lisbeth González, dirigente de Guarero y parte de la etnia wayú, resultó herida en la cara por un perdigonazo.

CIDH condena brutal arremetida de la GNB contra protesta del pueblo wayúu

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó este lunes, el uso excesivo de la fuerza por parte de la GNB, durante las protestas ocurridas el pasado 12 de abril en La Guajira.

El organismo multilateral explicó que los hechos ocurrieron durante una protesta del pueblo wayúu donde exigían agua, alimentos y medicamentos, donde después del accionar de la GNB “varías personas habrían resultado heridas”.

“La CIDH insta a autoridades de Venezuela a realizar una investigación seria, imparcial y efectiva por estos hechos, y a atender las causas de la protesta respetando la identidad cultural y las costumbres del pueblo wayúu”, exhortó la CIDH a través de su cuenta en Twitter.

Advertisement




Tendencias