article-thumb
   

Teodoro Campos, el diputado de la MUD que encarceló a Gómez Sigala por 24 horas

Jose G Martinez

Caracas, 09 de enero.- Cuando el ex diputado Eduardo Gómez Sigala decidió inscribir su candidatura para la reelección fuera de la Unidad, lo hizo -entre otras cosas- para enfrentar al gobernador Henri Falcón y su entonces secretario de Gobierno, Teodoro Campos, quien no conforme con haber participado en la expropiación de su finca y posterior detención en 2009, consiguió quedarse con una de las curules que representan al estado Lara. Más allá de la confiscación existe una irregularidad mayor. Las tierras usurpadas habrían sido otorgadas a células de la organización terrorista Hezbolá.

Campos y Sigala se enfrentaron en los comicios parlamentarios del 6 de diciembre de 2015, para obtener la curul que otorgaba el circuito 3 de la entidad crepuscular, que agrupa los municipios Simón Planas, Palavecino y las parroquias Catedral y Santa Rosa de Iribarren. Comicios en los que resultó vencedor el militante de Avanzada Progresista.

“La DEA estadounidense supo que (Oday Nassereddine) residía en Barquisimeto, a solo 26 kilómetros del campo de entrenamiento que Hezbolá tenía en Yaritagua, en el vecino estado Yaracuy, y que el propio Oday Nassereddine comandaba. Las prácticas de guerrilla se realizaban en la finca que le fue expropiada al diputado de la oposición Eduardo Gómez Sigala. La ubicación satelital permitió atar algunos cabos y cerrar más el cerco sobre Ghazi Nassereddine, hermano de Oday, considerado el gran operativo de Hezbolá en Venezuela”, revela Emili Blasco en su libro Bumerán Chávez.

El 25 de septiembre de 2009, el Gobierno Nacional, a través del Instituto Nacional de Tierras (INTI), ocupó la hacienda Bureche, de unas 29 hectáreas, propiedad de quien fue presidente de Conindustria. “Sin explicaciones y a empujones fue retenido el doctor Eduardo Gómez Sigala en las afueras de una finca de su propiedad (…) el coronel Teodoro Campos, comandante de la Policía Regional, fue el encargado de coordinar el arresto del ‘retenido’”, reseñó al día siguiente de la expropiación el diario El Informador. Gómez Sigala fue liberado en 24 horas pero su finca nunca le fue devuelta.

El informador Expropiación finca de Gómez Sigala

El 10 de mayo de 2006, los entonces alcaldes de Iribarren y Palavecino, Henri Falcón y Aura de Rivero, respectivamente, emitieron los decretos de expropiación de los terrenos que comprenden el Valle del Turbio -entre ellos los de la hacienda Bureche -, tal decisión se produjo luego de la solicitud realizada por el fallecido Hugo Chávez, en su programa dominical Aló Presidente nº 254, transmitido el 5 de mayo del mismo año. “El Valle del Turbio es del pueblo y no puede tener amo”, dijo el mandatario.

Teodoro Campos ingresó a la Academia Militar en 1983, estudió con Diosdado Cabello, Jesse Chacón, José Gregorio Vielma Mora y Eliécer Otaiza, alcanzando el grado de coronel; sin embargo, no tuvo participación en el intento de golpe de Estado de 1992. Ha sido la mano derecha del gobernador de Lara, Henri Falcón, quien comenzó su carrera política en las filas del chavismo y en 2010 pasó a la disidencia.

Para septiembre de 2009, cuando se ejecutó la medida de expropiación contra la finca de Gómez Sigala, Teodoro Campos se desempeñaba como comandante de la Policía Regional, bajo la gestión del entonces oficialista Henri Falcón. Posteriormente fue nombrado secretario de Gobierno y en 2013 asumió la Gobernación de manera temporal, tras la separación del cargo de Falcón, quien fue nombrado jefe del comando de campaña de Henrique Capriles en la contienda por la Presidencia.

La tesis que plantea Blasco coincide con los testimonios de vecinos de la zona del Valle del Turbio, donde está ubicada la propiedad, aunque sin la precisión que el corresponsal en Washington del diario ABC de España plasma en su libro. “El mayor movimiento que se ha visto en los últimos meses ha sido de entrada y salida de personas uniformadas de militares, que pasan horas recibiendo adiestramiento militar los fines de semana”, aseguró Mariana Pérez, una habitante de la zona, a El Nacional, en un artículo publicado el 20 de enero de 2011, presumiendo que se trataba de integrantes de la milicia bolivariana.

Comentarios

comentarios