article-thumb
   

Testigos confirman que violencia durante las guarimbas provino de funcionarios policiales

Admin

El Cooperante.- Este lunes,en la audiencia del juicio que se sigue contra Leopoldo López, participaron cuatro testigos: Demian Martín, Marco Coello, Ángel González y Christian Holdack, quienes en cada uno de sus testimonios denunciaron serias violaciones de Derechos Humanos contra jóvenes y mujeres en el interior de las residencias Parque Carabobo, ubicada a escasos metros de la Fiscalía General de la República.

Una comerciante de la zona relató cómo “frente a su local comercial había jóvenes tomando agua y pidiendo el baño prestado sin ningún tipo de violencia y de repente se escuchó ‘allí vienen los colectivos’ y llegó un grupo de supuestos funcionarios con actitud hostil golpeando a los muchachos. A uno de los jóvenes le pidieron su teléfono y él dijo ‘ese es de mi propiedad’; de inmediato el señor le dio un golpe en la cara al muchacho y empezó el barullo, a mí me tenían apuntada con una pistola en el abdomen mientras eso ocurría”, precisó.

Por otra parte, una abogada residente de la zona atestiguó ver como “funcionarios policiales del CICPC ingresaron a residencias Parque Carabobo buscando a supuestos manifestantes que habían quemado patrullas, querían llevarse presos a los muchachos que habían estado allí en la planta baja con nosotros. Un funcionario le pegó en la cara a un muchacho porque este no le quiso dar el teléfono y cuando los vecinos pedimos que no le pegaran a los jóvenes les pegaron por la cabeza con unos cascos y hasta a mí me llevaron presa ‘para que dejara de meterme en lo que no era mi problema’.

Otro comerciante del sector explicó bajo juramento “Al pasar frente a la fiscalía veo a unos jóvenes encapuchados lanzando objetos contra ese edificio, pero lo que más me llamó la atención es que la gran cantidad de Guardias Nacionales y policías que estaban allí no hacían nada para impedir eso. ¿No les parece raro que la autoridad podía agarrar fácilmente a esos muchachos encapuchados que solo tenían cosas en las manos y no hicieron nada? Pero después si estaban como locos persiguiendo a los muchachos que venían de regreso a casa o salían del metro o del trabajo y los metían presos y les pegaban, eso es inexplicable”.

La próxima audiencia, según informó la jueza Susana Barreiros quedó pautada para el miércoles 10 de junio.

Comentarios

comentarios