Connect with us

Destacados

The New York Times revela nueva hipótesis sobre el asesinato de Moïse

Actualmente la investigación sobre el asesinato de Jovenel Moïse se encuentra estancada y existe el temor que el caso se sume a la impunidad que prevalece en el Haití

Publicado

/

Caracas.- Una nueva investigación del portal The New York Times reveló que el presidente haitiano Jovenel Moïse había recopilado información sobre poderosos políticos y empresarios involucrados en el tráfico de drogas con la intención de entregar el documento al gobierno de Estados Unidos poco antes de su muerte el pasado mes de julio. 

Lea también: Daniel Ortega sobre Álex Saab: "Lo único que hizo fue llevar comida al pueblo venezolano"

De acuerdo a la información aportada por cuatro altos asesores y funcionarios haitianos encargados de redactar el documento, el expresidente ordenó no perdonar a nadie, ni siquiera a las personalidades que lo ayudaron a llegar al poder. 

En horas de la madrugada del pasado 7 de julio Moïse fue asesinado tras un ataque en su residencia por un grupo de hombres armados, quienes habrían confesado que recuperar la lista con los nombres de los presuntos narcotraficantes era una prioridad. 

Dicho documento forma parte de una serie de enfrentamientos que Moïse tuvo con varias figuras políticas y empresariales, quienes se sintieron traicionadas por las medidas emprendidas contra ellas, según detalla The New York Times

Poco antes de su muerte el mandatario ordenó limpiar el departamento de aduanas en Haití, nacionalizar un puerto marítimo con antecedentes de contrabando, destruir una pista de aterrizaje usada por narcotraficantes e investigar el comercio de anguilas, identificado como un mecanismo para blanquear capitales.

Advertisement

"Sería un tonto si pensara que el narcotráfico y el tráfico de armas no jugaron un papel en el asesinato. Cualquiera que entienda la política o la economía de Haití lo comprenderá", aseguró Daniel Foote, quien se desempeñó como enviado especial de Estados Unidos en Haití antes de dimitir el pasado mes de noviembre.

Según la investigación el gobierno de Estados Unidos cree que los esfuerzos de Moïse pudieron haber desencadenado su asesinato, señalando como principal sospechoso a Charles Saint-Rémy, conocido como Kiko, presuntamente vinculado al tráfico de drogas, y cuñado del expresidente Michel Martelly, quien se distanció del mandatario debido a sus intentos de manipular su gestión.

No obstante los colaboradores del expresidente advirtieron que Moïse amenazó a muchos miembros de la élite económica, incluidas varias personas con profundas conexiones delictivas.

El diario estadounidense también reveló que, entre mayo y junio, Moïse fue contactado por la DEA para alertar sobre el uso de una pista clandestina para el aterrizaje de avionetas dedicadas transporte de cocaína. Tras ello ordenó destruir la pista de aterrizaje, pero las autoridades locales se negaron a hacerlo.

Una semana después del hecho el grupo de sicarios se presentó en la residencia del presidente cuando se encontraba con con su esposa y dos de sus hijos. Actualmente la investigación sobre el asesinato de Jovenel Moïse se encuentra estancada y existe el temor que el caso se sume a la impunidad que prevalece en el Haití.



Advertisement

Tendencias