Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Opinion

Tío Conejo: El asesor necesario para la coyuntura

Árbol ABC, L.L.C.

Caracas/ Por Lustay Franco.- Y como Venezuela está convertida en una selva, pues hablemos de la selva y sus cuentos de camino.

Una calurosa mañana, se encontraba Tío Conejo recolectando zanahorias para el almuerzo. De repente, escuchó un rugido aterrador: ¡Era Tío Tigre!

—¡Ajá, Tío Conejo! —dijo el felino—. No tienes escapatoria, pronto te convertirás en un delicioso bocadillo.

En ese instante, Tío Conejo notó unas piedras muy grandes en lo alto de la colina e ideó un plan.

—Puede que yo sea un delicioso bocadillo, pero estoy muy flaquito —dijo Tío Conejo—. Mira hacia la cima de la colina, ahí tengo mis vacas y te puedo traer una. ¿Por qué conformarte con un pequeño bocadillo, cuando puedes darte un gran banquete?

Como Tío Tigre se encontraba de cara al sol, no podía ver con claridad y aceptó la propuesta. Entonces le permitió a Tío Conejo ir colina arriba mientras él esperaba abajo.

Al llegar a la cima de la colina, Tío Conejo gritó:

—Abre bien los brazos Tío Tigre, estoy arreando la vaca más gordita.

Entonces, Tío Conejo se acercó a la piedra más grande y la empujó con todas sus fuerzas. La piedra rodó rápidamente.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Tío Tigre estaba tan emocionado que no vio la enorme piedra que lo aplastó, dejándolo adolorido por meses.

Tío Conejo huyó saltando de alegría.

Está fábula criolla contada por mi abuelo es de referencia obligatoria para quien quiera entender la idiosincrasia del pueblo. La sabiduría popular es el mejor anticuerpo ante los escenarios complejos de decisión política: una cosa es ser grande, fuerte y aparentemente tener todas las cualidades para dar la estocada de oro, y otra cosa es la habilidad con la que se abordan los conflictos.

El asesoramiento de tío tigre es limitado, siendo un ejemplar de depredador cuya hazaña en la cacería es indiscutible, pero es débil ante la cotidianidad.

Tío conejo: el asesor necesario, la lucha diaria para sobrevivir ante la estructura alimenticia natural, el estar expuesto constantemente a la subestimación. Blanco, de orejas largas, aunque pequeño en comparación al tigre. La experiencia hace responder con astucia y agilidad ante cualquier situación.

Retomando está anécdota de camino entre ambos animales, queda claro que mientras el hambre ataca es crucial apostar a un escenario con las reglas claras, sin sol que perturbe la visión, con una buena observación, con la persecución de propuestas realmente viables y no fantasías de vacas gordas que caen con tan solo mirar al cielo y abrir los brazos.

La balanza entre visceralidad y racionalidad es de brecha amplia. Queda de nuestra parte asumir los adoloridos fracasos o dar paso a redimensionar la estrategia democrática. De nada vale de ser grande, fuerte y sin imaginación: con tío conejo se ganan elecciones.

(*) Lustay Franco es dirigente nacional juvenil de Acción Democrática.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados

Nacionales

Caracas.- La Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV) reiteró su rechazo en contra de la sentencia del Tribunal Supremo...

Destacados

Caracas.- Lustay Franco, secretaria general de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV) sostuvo este miércoles que la comunidad...

Nacionales

Caracas.- Lustay Franco, dirigente estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y responsable nacional de Educación Superior de Acción Democrática (AD), dejó sin palabras...

Nacionales

Caracas.- Para Lustay Franco, dirigente estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y dirigente juvenil de Acción Democrática (AD), el Congreso Nacional de Juventudes (CNJ) en...