article-thumb
   

“Todo sale carísimo”: La vida imposible en la Venezuela socialista de Nicolás Maduro

El Cooperante | 26 diciembre, 2018

Caracas/Foto: Ignacio Marín-El País.- La leche, el pollo, la carne, la avena, la harina o la pasta, son algunos de los 24 productos alimenticios básicos que escasean en  la Venezuela actual, siendo el año 2018 de proeza para los venezolanos que, ahogados por cifras millonarias de hiperinflación, siguen batallando para que el hambre y la miseria no acaben con sus vidas. El fracaso de la revolución bolivariana lo demuestran los precios de los productos que suben a razón de un 3% o 4% por día, destruyendo el poder adquisitivo de las familias.

Lea también – Pan de jamón de yuca: La “creativa” receta de VTV que alteró a los internautas (+Video)

En un trabajo realizado por el diario ABC de España, se describe el día tras día de Nelly Barrios, una connacional que tuvo que bajar las santmarías de su local en el centro de Caracas porque llevaban meses sin vender los bañadores que ella misma confeccionaba. “Por la crisis teníamos que remarcar los precios a diario y cuando las personas lograban reunir el dinero ya costaba un 15% más“, aseguró la mujer. Barrios no es la única que ha cerrado su lugar de trabajo, también lo han hecho restaurantes por la escasez de alimentos. De hecho, Consecomercio calcula que un 40% de los locales han cerrado de manera parcial o definitiva en la capital.

Pero los embates de la nefasta gestión económica de Nicolás Maduro no tienen signos de mejora. El Parlamento ha pronosticado que el país cerrará el año con una inflación de 2.000.000% y, aún más dramático, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que este indicador alcance los 10.000.000% en 2019.

Celebrar la Navidad en plena crisis económica y social es un lujo que muy pocos pueden darse. María Elena González, empleada del hogar, vive en Las Minas de Baruta, un sector popular de Caraca. “Sale carísimo hacer las hallacas o comprar el pan de jamón a 6.000 bolívares cuando el sueldo mínimo es 4.500. Comeremos arepa”, comenta González preocupada por la situación.


El precio promedio de una hallaca varía entre 2.800 a 3.500 bolívares soberanos dependiendo de la zona donde se adquiera, lo que representa el 67% del salario de un trabajador. Esto contando el último aumento ordenado por Maduro hace menos de un mes. Dicho incremento sitúa el salario en apenas nueve dólares mensuales, menos de un tercio del valor que tenía en agosto, cuando el Gobierno de Venezuela anunció su plan económico.

 

Comentarios

comentarios