article-thumb
   

“Todos ganamos lo mismo”: Nueva escala de salarios genera descontento en Venezuela

El Cooperante | 26 septiembre, 2018

Caracas/Foto de portada: Reuters.- Yusbell Arcaya, una analista de recursos humanos que trabaja desde hace 19 años en una universidad en el occidente de Venezuela recibía un sueldo siete veces superior al salario mínimo hasta hace pocas semanas, cuando el presidente del país, Nicolás Maduro, ordenó aumentar 60 veces el sueldo base en septiembre, obreros, profesionales, profesores con doctorados y secretarias de esa nación petrolera pasaron a cobrar el mismo sueldo: el mínimo.

Lea también: Dictan orden de aprehensión contra exgerente de Pdvsa Gas por desfalco de USD 100 millones

“Este mes que está corriendo todos estamos ganando mil 800 bolívares”, apuntó Arcaya, una profesional que ha pasado la mayoría de sus 39 años en la Universidad Pedagógica Experimental. Es el nuevo sueldo mínimo, equivalente a 30 dólares mensuales a la tasa de cambio oficial.

“Estoy ganando igual que la muchacha que pisa el botón para abrir la puerta. No la denigro porque empecé así, pero yo luché, estudié y trabajé duro. Ahora resulta que no vale nada”, agregó. Maestros, médicos y trabajadores de empresas estatales han protestado en las calles y bloqueado algunas vías, descontentos de ver cómo desaparecen las escalas de sueldos que discutieron por años con los patronos al firmar los convenios colectivas.

Si bien el salario mínimo se había mantenido muy bajo, equivalente a dos dólares por mes, trabajadores con trayectoria o alguna especialidad no esperaban que con el quinto ajuste salarial de Maduro en el año se igualarían de esa forma los sueldos. En los bancos privados las escalas salariales se aplanaron para enfrentar el costoso ajuste salarial, explicó el presidente de la federación de sindicatos de ese sector, Carlos Rivas. Un cajero gana casi el sueldo mínimo y en algunos casos hay diferencias de un 5 por ciento entre un cargo y otro, apuntó.


En las oficinas públicas y bajo las nuevas escalas que diseñó el Gobierno, un trabajador con 25 años de carrera y estudios especializados recibe un sueldo que no duplica el salario mínimo, explicó Alberto Maldonado, representante sindical en el fronterizo estado Táchira.

Ahora estamos peor (…) porque antes nos pagaban por años de servicio y por especialidad y ahora en un hospital todos cobran igual, desde el que limpia los pasillos hasta el que salva vidas”, dijo Carolina Araujo, una enfermera de 48 años con dos décadas de servicio, cuando protestaba esta semana frente al Ministerio del Trabajo en la ciudad occidental de Maracaibo.

Algunos comerciantes y empresarios dijeron no poder cubrir el nuevo salario mínimo y negociaron con sus empleados pagos fraccionados, mientras miles de personas, muchos pensionados y jubilados, se agolparon en las agencias bancarias para recibir ayudas que el Gobierno de Maduro ofreció entregar por los primeros 90 días de la medida.

“Antes ganábamos mucho menos que lo que fue decretado como sueldo mínimo (…) Yo tenía bastante temor de quedarme sin trabajo pero los dueños de la compañía hacen un esfuerzo para pagarnos”, dijo Juan Pereira, vigilante de una empresa privada que presta servicios en un centro comercial de Valencia.

Con información de la agencia internacional de noticias Reuters.

Comentarios

comentarios