article-thumb
   

Mucho chicle y poca bomba: OLP de la 905 dejó siete detenidos y 13 colombianos deportados

Admin

Lohena Reverón.- La llamada Operación de Liberación del Pueblo (OLP), iniciada el pasado 13 de julio en la Cota 905, con un despliegue militar y policial casi inédito en la era chavista solo logró la detención definitiva se siete personas de las 134 apresadas inicialmente. El pasado sábado quedaron en libertad 21 personas, mientras que 13 ciudadanos colombianos fueron deportados, pero sin medidas legales ni acusaciones.

Según un trabajo especial publicado por Runrunes.com, los siete detenidos solo representan el 5% del total de 134 retenidos, los cuales son procesados por delitos de robo de vehículos y extorsión, en un procedimiento en el que participaron 200 funcionarios de la GNB, Cicpc y PNB, según lo informado por Gustavo González López, ministro de Interior, Justicia y Paz.

Es preciso destacar que la misma noche del 13 de julio, muchos de los detenidos fueron liberados por no contar con antecedentes, ni solicitudes. El 15 de julio de 2015 el Ministerio Público informó que 19 de los detenidos serían presentados ante los tribunales de control del Área Metropolitana de Caracas; en adelante, no hubo más información oficial sobre ellos.

Un menor y seis adultos detenidos 

Todos los detenidos son de sexo masculino, quedaron identificados como Yovannis y Luis Carlos Villadiego Monterosa, Geny Moya, Jesús Morillo, Alfredo Medina, Luis Paternina y un menor de edad son las únicas personas que continúan detenidas tras la operación militar-policial en el sector de Caracas. Sonia Monterrosa, madre de los hermanos Villadiego Monterosa, los defiende.

“Ellos (los policías) encontraron las herramientas de trabajar de mis hijos y los sacaron de la casa. Los mandaron a bajar las herramientas y les tomaron fotos, para poder acusarlos”, reclamó. Según Monterosa, no tienen antecedentes penales. Uno trabaja en el Metro de Caracas y el otro es pintor y latonero.

Comentarios

comentarios