article-thumb
   

Transferencias hasta para comprar helado: La odisea de la escasez de efectivo en Venezuela

El Cooperante | 10 febrero, 2018

Caracas, 10 de febrero.- La crisis monetaria en el país se agudiza más. Cada día, conseguir efectivo se hace más difícil. La  falta de billetes es tan notoria que, con mucha frecuencia, los bancos admiten retiros que no sobrepasan los 20.000 bolívares al día (apenas unos centavos de dólar) por usuario.

Lea también: Este es el nuevo límite máximo para tarjetas de crédito establecido por Sudeban

El economista Víctor Álvarez, premio nacional de Ciencias,  dijo al diario español El País que parte de la problemática se debe tener en cuenta el voluminoso tráfico de emigrantes que se desplaza hacia Colombia huyendo de la crisis, que saca los bolívares que tiene en las manos, devorados por la devaluación,  en Cúcuta, para poder cambiarlo en pesos colombianos. Álvarez no tiene dudas de que “hay una jugada para dejar sin medios de pago a la economía venezolana” conjurada contra el Gobierno de Maduro. También se le suma el punto de fugas que tienen contrabandistas de  productos en la frontera.

Hace poco, Maduro formalizó el anuncio de la denominada “billetera virtual”, que busca estimular y masificar el uso de pagos electrónicos. El carnet de la patria, la herramienta actual para la transferencia de recursos y la inversión en programas sociales que maneja el Gobierno chavista, tiene código digital y centraliza la prestación de varios servicios estatales con su uso.

Álvarez consideró que detrás del comentado anuncio de la criptomoneda del Gobierno de Venezuela,  se desarrolla una estrategia progresiva para desarrollar una reforma monetaria que termine desplazando al bolívar como moneda de uso legal en el medio plazo. “No hay forma de concretar ejercicios presupuestarios estables ni de hacer cálculos económicos con un bolívar que tenga esos niveles de inestabilidad”.


“El petro puede ser la punta de lanza para ensayar una total reconversión monetaria”. “El bolívar en este momento no tiene ninguna utilidad como instrumento de ahorro o como reserva de pago”.   El uso de los puntos electrónicos de venta es condición sine qua non para cualquier comerciante que quiera sobrevivir, vendiendo helados en carritos o café en un establecimiento.

Comentarios

comentarios