Connect with us

La Lupa

Transición o diálogo: ¿habrá calma después de las elecciones?

Al tono conciliador del candidato de la oposición, Edmundo González Urrutia, se suma ahora la propuesta de Nicolás Maduro de llevar a cabo "la mamá de todos los diálogos" si ganara las elecciones, lo que permite inferir que ambos estarían dispuestos a aceptar el Acuerdo de Paz Política que propusieron los presidentes Gustavo Petro y Luiz Inácio Lula da Silva, para ayudar a que Venezuela regrese a la normalidad democrática

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: Cortesía. "La mamá de todos los diálogos" calificó Nicolás Maduro lo que habrá si repite en la presidencia. "Si gano la elección, ofreceremos al chavismo las garantías necesarias para avanzar en una transición", declaró por su parte el candidato de la oposición, Edmundo González Urrutia. "Venezuela necesita dejar a un lado la pugnacidad, la diatriba política, la confrontación" que han caracterizado 25 años de gobiernos chavistas.

Lea también: AD en resistencia conmemora centenario de Lusinchi: "Estamos orgullosos de sus logros"

Una transición sin revancha, también promete Henry Ramos Allup, "que garantice la estabilidad de quien llega y no la perjudiquen quienes se van", mientras el diario El País reveló que el presidente Gustavo Petro tenía en sus manos el borrador del acuerdo para lograr la paz política en Venezuela, noticia que desmintió luego el canciller de Colombia, Luis Murillo, seguramente debido al afán de cuidar las relaciones entre ambos países y semejante primicia era muy inconveniente.

En cualquier caso, si existe o no el documento, las propuestas publicadas eran bastante obvias: los candidatos se deben comprometer a que no habrá represalias de unos contra otros ni persecuciones judiciales. "Este documento tiene cinco puntos que tocan aspectos sobre las sanciones, las inhabilitaciones de cara a los próximos comicios, la reinstitucionalización del país y la defensa del Esequibo, así como el seguimiento de la implementación del acuerdo de Barbados", publicó El País.

En definitiva, respeto a los resultados electorales y una transición en paz. De hecho, en su más reciente intervención pública, el secretario general de AD, Henry Ramos Allup, dijo que un proceso de transición "se otorgan concesiones recíprocas... no puede garantizarse un mecanismo transitorio si al que pierde se le dice ‘te voy a matar’, ‘te voy a asesinar’, ya que el que va a perder no va a permitir su derrota y algo hará para preservarse". 

Algo que ha repetido hasta el cansancio el candidato de la oposición, Edmundo González Urrutia, quien ha sido enfático al asegurar que no habrá persecuciones contra quienes pierdan, que el mandato dado por la gente no es hacer un "presidente verdugo", sino conciliador y que no tendría problema alguno en reunirse con Nicolás Maduro.

Advertisement

Y si bien la propuesta de Maduro viene salpicada de su arenga ideológica habitual - "convocaré a un gran diálogo nacional que irá más allá de lo que él considera la derecha recalcitrante... Yo le tiendo la mano al país entero, Venezuela es mucho más grande que esa derecha recalcitrante, extremista", también dijo  que será la convocatoria de diálogo más grande que se haya hecho en el país por la paz, estabilidad y crecimiento económico, donde llamará a los empresarios, trabajadores, emprendedores y todas las fuerzas políticas con voluntad de hacer democracia. Una apertura seguramente producto de la lectura de las encuestas, en la mayoría de las cuales no sale favorecido y menos aún en los sectores más vulnerables del país, donde el chavismo siempre había dirigido su discurso. 

Pero aún se desconoce la verdadera postura de Maduro en caso de perder las elecciones y, sobre todo, si estará dispuesto a asegurar la paz en el país que meses atrás le propusieron Petro y Lula, libres de toda sospecha ideológica a los ojos del chavismo, en caso de que los resultados electorales no le favorecieran.



Tendencias